Viva Madrid que es mi pueblo, 3. Los años sesenta

Sesenta años no son nada, podría haber dicho el tango, pero dijo veinte, y con veinte años, llevaba yo seis incorporado a la sufrida clase trabajadora, de la que nunca he salido