Tocando el tigre con vara corta

La política como ciencia es una pasión. Lo sabe sin lugar a dudar quien incursiona en este campo. Es un hecho que, desde siempre los juegos políticos, las componendas personales o de partido o movimiento, forman parte de esta. Sobre todo, previo a las elecciones y últimamente con más frecuencia, luego del proceso electoral.