Subvertir la revolución

La revolución es siempre conceptual, del lenguaje, del logos, de lo contrario es solamente agresividad vana.