¿Serán capaces de detenernos?

En la mayoría de los casos, nuestro entorno ejerce una gran influencia sobre nosotros. Puede ser un gran aliado o nuestro peor enemigo. Un entorno suma, anima, deprime o intoxica.