Razón y emoción en política

Como en la vida en general, en la política las razones se colorean con emociones y las emociones se gestionan con razones. Las emociones son el motor que nos anima a movernos, las razones el volante que nos permite avanzar sin estrellarnos.