Mi 8 de marzo

Poco antes de las ocho de la tarde me encontré en la ciudad de Santiago de Compostela con un ciudadano español con el que tenía que hablar de temas bien diferentes al del feminismo. Sin embargo este copó nuestra conversación, para mi sorpresa