Luego de la amnistía llega la elusión ética de la democracia

De la misma manera que cualquier corporación puede fijar sus residencias en paraísos, según le convenga fiscalmente, también se le debería permitir a la clase media española constituir sociedades, diseñadas para eludir la carga impositiva que soporta. Sería un modo equitativo de considerar la libertad de trabajo y capitales en el marco de la UE. Pero el respeto ciudadano a las obligaciones pone de manifiesto que la sociedad española presenta una escasa moral tributaria.