Luchado contra la corrupción… y tal

Días oscuros para aquellos que creían ciegamente en la separación de poderes y la independencia de los jueces y fiscales. Oleadas de corrupción y poca ética tienen la culpa.

Toquemos madera porque esta pesadilla termine (sí, es una pesadilla) y la sociedad vuelva a confiar totalmente en las instituciones, porque la desconfianza, y más sobre estas cosas, termina normalmente muy mal.

Print Friendly, PDF & Email

No hay comentarios

Dejar respuesta