Los mentirosos y las cartas marcadas

Como buenos mentirosos solo juegan con cartas marcadas. Lo vienen haciendo desde las profundidades de nuestra historia. De hecho, buena parte de las perversiones y enfermedades que llevamos a las tierras americanas, africanas y asiáticas, sólo lo confirman.