Lo más importante no estaba allí… ¿Dimisión? ¡Jamás!

Mucha gente espera más de una dimisión, pero es algo que rara vez llega. ¿Qué impide a un político dimitir?

Pongamos que te han pillado “con el carrito del helado” y que no hay forma humana de librarse del dedo apuntador de la sociedad. ¿Es cuestión de un pesado ego? ¿es adicción al poder? ¿soberbia quizá?

Lo que es seguro, una de esas manifestaciones, de las más importantes diría yo, no estaba por allí ese día…

… aunque parece que ningún otro.

Print Friendly, PDF & Email

No hay comentarios

Dejar respuesta