Las horas huecas – Capítulo 5

Con cuidado, Toñito, no vayas a lastimar a tu mamá, nomás dale un beso y te bajas, porque nos tenemos que ir, ya van a cerrar, le dijo Jerónima al niño mientras lo cargaba por encima de la cama en que convalecía Esperanza.