Contra las armas nucleares

Era un 9 de julio de 1956, cuando los Estados Unidos de América, comenzaban una nueva era de armamento. El objetivo principal de la Operación Redwing era probar una nueva generación de dispositivos termonucleares: La bomba H.