La Sombra del Flamboyán

Pronto te invitaremos a conocer a una “nueva” escritora. Curiosamente nueva, ya que hace años que rebasó la edad de la jubilación, pero aún hace muchos más que empezó a escribir. Y a pesar de ello es nueva para nosotros, pues hasta ahora, no nos había dado acceso a su mundo de historias y fantasías. En unos días se presenta en el Puerto de la Cruz.

El flamboyán o flamboyant ese bellísimo árbol originario de Madagascar y que sirve de sombrilla en algunos paseos de las muchas ciudades que lo han adoptado, es el centro de una historia que pronto todos tendremos ocasión de conocer.

Micaela Vara, Elita como a ella le gusta ser llamada, nació en Oviedo hace muchos más años de los que su aspecto permite suponer. Probablemente esto sea debido a su gran capacidad de amar la vida.

Cuando escuché su voz por primera vez, pensé que rondaría quizá la cuarentena, ¡cuál no sería mi sorpresa cuando me contó que duplicaba esa edad!

Ya había leído su obra cuando finalmente nos encontramos para hablar de presentarla al público, pero no conocía aún a la hermosa mujer que había tras esa voz.

Porque su belleza va más allá de la que aún conserva su rostro; es algo que emana de su mirada llena de dulzura e historias. Su alma aún conserva reminiscencias de los cuentos de hadas que leía en su niñez y de las historias, cuentos y obras teatrales que ya escribía por entonces.

La Sombra del Flamboyán
Fotografía de Juan Carmona

Pero a pesar de ello, es ahora cuando sus libros se acercarán por primera vez al público; es ahora cuando encuentra el momento para presentarse ante ustedes, el público al que espera gustar y entretener con esta hermosa historia que narra La Sombra del Flamboyán. Ahora que su tiempo le pertenece por entero, lo reparte entre la pasión por sus nietos y su familia, y la creación literaria.

Siempre le gustó escribir, pero es ahora cuando su paz interior se lo facilita.

Y esa paz es lo que ella transmite cuando te habla o cuando te mira.

Y a pesar de ello, se rompe esa paz y esa armonía cuando caes en las redes de las historias que narra. Cuando crees estar leyendo una “novela rosa” clásica, te sorprende con un cambio radical en el desarrollo de la trama, haciendo que quieras involucrarte y cambiar el desarrollo de los acontecimientos que ella describe.

Porque te garantizo que nada será exactamente como esperas.

Pero mejor no te adelanto más. Esperaré a que lo descubras personalmente.

Fotografía de portada de Juan Carmona

Print Friendly, PDF & Email

No hay comentarios

Dejar respuesta