La normalidad de los indignados

Para el consejero de políticas sociales de la comunidad de Madrid, del Partido Popular, los niños pobres no son normales. Dicho en el parlamento de la Comunidad deja en evidencia el grado de decadencia moral del servicio público. No ha dimitido. Esa conducta sí que es “normal” dadas las actuales condiciones de la gestión que se viene haciendo desde las instituciones. Todas.