La misma ruta

Día 1

Se encontraron de repente mientras cruzaban por la calzada, sin respetar semáforos ni pasos de cebra.

No se vieron, iban muy ocupados en sus mentes, eso de mirar sin ver, eso tan normal en
nosotros.

Sólo se rozaron, rozaron parte del lateral de sus manos, pero entre la multitud, todo era normal, y  ese contacto no les abstrajo de su mente.

Debería existir una voz en off que grite en momentos así: ¡párate!… pero a día de hoy todavía no existe.

Día 2

Se encontraron de repente mientras cruzaban por la calzada, sin respetar semáforos ni pasos de cebra.

No se vieron, iban muy ocupados en sus mentes, eso de mirar sin ver, eso tan normal en
nosotros, eso que hace que se escapen muchos detalles.

Sólo se rozaron, rozaron sus codos, doblados por sostener sus teléfonos móviles, pero entre la multitud, todo era normal, ese contacto, hoy más fuerte que ayer, no les abstrajo de su mente.

Sigue sin existir esa voz en off que grite en momentos así: ¡párate!

Día 3

Se encontraron de repente mientras cruzaban por la calzada, sin respetar semáforos ni pasos de cebra.

No se vieron, iban muy ocupados en sus mentes, eso de mirar sin ver, eso tan normal en
nosotros, eso que hace que se escapen muchos detalles, hoy los volvían a dejar escapar.

Sólo se rozaron, ese roce hoy fue un golpe suave que hizo que se giraran, pero solo miraban y no veían, entre la multitud, todo era normal y ese contacto aún siendo más fuerte que días atrás, no fue suficiente para abstraerlos de sus mentes.

Qué lástima de voz en off que no grita: ¡párate!

Día 4

Se encontraron de repente mientras cruzaban por la calzada, respetando hoy el paso de cebra.

No se vieron, iban ocupados en sus mentes, eso de mirar sin ver, eso tan normal en nosotros, eso que hace que se escapen muchos detalles, hoy agarraban algunos.

Sólo se rozaron, se golpearon de frente, hoy se miraron sin mirar.

La voz en off está ausente en estos cruces, pero hoy algo ha cambiado, hoy piensan en ese golpe de la mañana.

Día 5

Hoy no se han encontrado de repente mientras cruzaban por la calzada, respetando semáforos y pasos de cebra.

No se vieron, hoy no eran dos.

Hoy no se rozaron, porque hoy uno de los dos cambió su camino.

Hoy aparece la voz en off interna para hablar y decirles que ya no está.

Hoy, es eso, sólo es hoy.

Print Friendly, PDF & Email

3 Comentarios

  1. Muchas gracias!! Leer una frase así es muy motivadora. Siempre será bien mirado un fan, y más si es el número 1. Un abrazo fuerte con A mayúscula.

Dejar respuesta