La democracia como tótem y la posibilidad de ir más allá de ella como tabú.

El totemismo se incribe como institución de un lazo que es más fuerte que el lazo de sangre o familiar, a decir de Frazer, citado por Freud.