Internet y la tercera edad

Seguramente todos estemos de acuerdo en que uno de los sectores más olvidados de la población son los ancianos, todos hemos sufrido, de manera más o menos cercana, como a alguno de nuestros abuelos se les ha recortado o, incluso, eliminado subvenciones, congelado sus pensiones y un largo etcétera de recursos.

En este caso, lo único que podemos hacer es protestar y, como estamos haciendo en los últimos tiempos, salir a la calle a pedir que los recortes desaparezcan de una vez por todas y esperar a que nos hagan caso.

Pero hay cosas de la vida diaria que están totalmente a nuestro alcance poder cambiar y, entre ellas, es que los ancianos, o los abuelos en termino más cariñoso como en Exegesis nos gusta llamarlos, no tienen por qué estar olvidados. El cariño que se les brinda a los abuelos, sean tuyos o de otros, el respeto y la solidaridad son gestos del día a día que de forma sencilla pueden cambiar el día del abuelo y llenarlo de ilusión y alegría.

En este artículo queremos comentar con todos vosotros que en nuestro sector, en el sector de la tecnología, la informática e Internet, los abuelos no tienen por qué estar de nuevo abandonados y que este mundo sea totalmente ajeno para ellos.

Si bien es cierto que la facilidad que tenemos los más jóvenes para enseguida hacernos y entender el nuevo Smartphone que nos hemos comprado o como configurar los canales de nuestra tele es cuestión de minutos, en los abuelos, que no se han criado rodeados de cachivaches que suenan y que incluso permiten llamar a nietos que están estudiando en el extranjero, les cuesta más e, incluso, en muchos casos, les asuste.

Sin entrar demasiado en recuerdos personales y extender esto más, recuerdo una historia familiar en la que mis padres bromearon a mi bisabuelo que si ellos ponían el video de la boda de mis padres en la televisión, toda España podría verlo, como si de Gran Hermano se tratase. Mi bisabuelo quería llamar a todos sus amigos para que pusieran el canal en concreto, imagino que TV Española seguramente, que era donde mis padres le aseguraban que podrían el video de la boda. Por eso, no es de extrañar que novedades tan frecuentes para nosotros y tan cotidianas como hacer una videoconferencia con Perú desde Madrid para ellos sea casi impensable.

Internet es una fuente de recursos ilimitada en la que los abuelos pueden encontrar sus mejores momentos de inspiración, compañía y utilidades para ellos. Por eso, el equipo de Exegesis, hace un llamamiento para todos aquellos nietos, hijos y sobrinos que conviven con estos abuelos para que empleen un ratito de su tiempo en poder enseñar al abuelo a manejar un ordenador de forma sencilla, a navegar por la web y descubrir que hay cientos de miles de millones de opciones para que ellos aprendan cosas nuevas, conozcan la existencia de talleres donde conocer personas como ellos en sus mismas situaciones o, incluso, conocer de nuevo el amor.

Normalmente, en las juntas de distrito, puedes informarte de forma sencilla si existe algún taller gratuito para personas de más de 65 años que quieren iniciarse en el mundo de Internet, allí, como decimos, no sólo pueden aprender, gracias a profesionales, como navegar por Internet, sino a hacerlo de forma segura.

Muchos abuelos aficionados a dibujar podrán encontrar en la web tutoriales de dibujo o, incluso, ejemplos de cuadros famosos para poder dibujar en su casa, para los más aventureros incluso programar un viaje Low Cost como hacemos los jóvenes y dar rienda suelta a la diversión preparando una escapada con su pareja o su grupo de amigos.

Pero, además de ser una fuente de recursos, Internet puede ser para muchos abuelos una clave para dejar de sentir eso a lo que todos tenemos miedo, la soledad, pero que ellos cada día, en muchos casos, conviven con ella hora tras hora. Abuelos que, por problemas de salud, no pueden viajar a ver a sus nietos que estudian en el extranjero o sus hijos destinados a un país lejano y que, con un poco de paciencia, pueden de forma sencilla comunicarse con ellos a través de plataformas como Skype o, incluso, Facebook.

En muchos casos, un ordenador puede ser un objeto de gran coste económico para un abuelo, pero muchos de nosotros, compramos un ordenador nuevo porque el nuestro, simplemente, va lento y no nos damos cuenta que a muchos abuelos ese ordenador puede abrirle las puertas a un universo que para ellos está aún sin explorar.

Incluso Internet puede ser una nueva forma de redescubrir su sexualidad, ya que la sexualidad de una persona no acaba cuando esta se jubila, e Internet, además en este caso concreto mucho más, es una puerta abierta al mundo del sexo, porque el sexo en la tercera edad no es un tabú.

Como ves, podríamos daros mil y una razones de por qué los abuelos también tienen derecho a entrar dentro del mundo de la tecnología y que esto, en algunos casos, está en nuestra mano.

Si es tu caso y convives con una persona de la tercera edad, descubrirás que, armándote de paciencia y cariño, dedicar un tiempo de tu ocio a enseñar todas estas posibilidades a un abuelo puede ser una experiencia de lo más enriquecedora, tanto para ti como para él.

 

Print Friendly, PDF & Email

No hay comentarios

Dejar respuesta