Se busca a la democracia, dar parte en las cortes

La vivienda digna, es un derecho recogido en la constitución, no puede ser un lujo.

Miles de familias  y jóvenes  en España,  no pueden adquirir  ni alquilar  una vivienda  digna.

Hay personas  viviendo en garajes, y trasteros, en buhardillas sin ventilación ni agua corriente.

Otras personas  construyen cerca de autovías(M 30 en Madrid) chabolas de madera dónde  carecen de agua, luz…carecen de todo, están  viviendo miserablemente, y con una contaminación acústica insoportable.

Ésto, no se puede consentir  cuando hay empresarios, banqueros, parte de la iglesia, multinacionales  de todo tipo, Comunidades  Autónomas,  Ayuntamientos…que están tirando el dinero  en subvenciones,  en chiringuitos, cómo  si sobrara  dinero  en España? 

Su obligación  es construir viviendas  sociales para éstos  ciudadanos sin recursos.

En cambio gastan el dinero  de los españoles  en chiringuitos y obras innecesarias.

Por ejemplo,  la señora Ayuso creó en su día, un chiringuito para Cantó  y ahora otro taurino para Ortega Cano.

Pero no le da vergüenza,  viendo las chabolas que tiene en pleno centro de Madrid?

No entiendo  cómo  los madrileños votan a gente sin conciencia, sin escrúpulos, sin valores.

¿Pueden explicármelo?

Me parece tan injusto, tan inmoral, que lo creo  porque  lo veo en TV, sino fuese así, pensaría  que seguimos en la Edad Media.

Igualmente,  en otras Comunidades  Autónomas, por ejemplo  la Comunidad  Murciana,  dónde  hay una deuda de más 11000 millones de € y dónde todas las cosas importantes  están  abandonadas; así como colas de pobres en busca de alimentos, gente viviendo en la calle, desahucios…, el Mar Menor, prácticamente  muerto,  la bahía  de Portman desahuciada,  las multinacionales  esquilmando la tierra, campos de golf abandonados…en qué  han gastado el dinero  de esa gran deuda?, mejoras o inversiones  no se ven por ningúna parte.

Los ciudadanos  nos preguntamos para qué  sirve tener tantos asesores que no aportan ninguna solución y que no hacen absolutamente  nada para la gente, claro,  porque «ellos» disfrutan de buenos sueldos,   y sus amigos  multimillonarios(a costa de la gente trabajadora). 

Les da igual que el IPC esté en un 9,8%, el más  alto desde hace  muchísimos años, no les causa ningún  problema  que la electricidad  haya subido un 100%, que el gasóleo  y la gasolina  están  a unos precios disparatados, que los alimentos  suban lo que los supermercados quieren(no hay control).

Con sus sueldos no tienen  los problemas  que las familias  dónde  todos sus miembros  están en paro, los niños que sólo  comen gratuitamente  en los colegios, los pensionistas  que cobran 600 €, las viudas de los pensionistas que todavía  cobran menos, los jóvenes de más de 30 años que tienen que vivir y mantener sus padres porque  no encuentran trabajo o es tan precario que no pueden emanciparse. 

Las familias desahuciadas que tienen que vivir en la casa de familiares apiñados en lugares pequeños, los que hacen cola todas las semanas para recoger ropa y alimentos, los que no pueden poner la calefacción ni el agua caliente  para ducharse, los que no pueden pagarse los medicamentos; los que trabajando, a mitad de mes no les queda dinero…

En fin, ésto  lo vemos  en nuestra ciudad, no tienen que contárnoslo,  imagino que en todas partes pasará  más  o menos  lo mismo.

Está  claro  que necesitamos urgentemente  un cambio, pero no de gobierno, no, de arrimar todos el hombro para salir de ésta  situación  y eso pasa por ser patriotas de verdad,  no de pulsera ni de boquilla, sino de aceptar, como en los demás Países de Europa y en Estados Unidos, que la fiscalidad debe cambiar, que los ricos tienen que pagar más impuestos, que no se puede esconder el dinero en Paraísos  Fiscales, que no se puede defraudar  a la Hacienda  Pública. 

Que no se puede estafar a los consumidores, que no se puede esclavizar a los trabajadores, que no se puede esquilmar la tierra, que no se puede contaminar el agua ni la atmósfera, que no se pueden quemar los bosques  para hacer urbanizaciones de lujo, que no se puede especular con la construcción, que las multinacionales  no pueden destruir a la agricultura, ganadería y pesca tradicionales…

Si nos consideramos españoles, debemos apoyar al Gobierno  actual a salir del bache que estamos soportando desde hace unos cuantos años, pandemia, subida del petróleo, guerra…que no es culpa de este  Gobierno, si hubiese  estado otro gobernando hubiese ocurrido lo mismo, por tanto se trata de ayudar, no de criticar y mucho menos de perjudicar.

Colaboremos todos en la medida que podamos en beneficio del BIEN COMÚN, hagamos de España un País  que sirva de ejemplo  a otros países en energías  renovables(España  podría  ser el Kuwait  en energías  limpias, evitando la emisión  de gases efecto invernaderos que incrementa  el cambio climático), no un país  de desigualdad, de destrucción  del medioambiente y de vergüenza. 

Estamos cansados de ver en el Parlamento, las disputas y discusiones  de los partidos.

Necesitamos políticos  que se unan para solucionar  los problemas  graves que tiene España.

Ana García Díaz

Dan ustedes vergüenza ajena

No hay comentarios

Dejar respuesta