Feliz día de la madre, mami

Hoy mami, es tu día, y quisiera hacerte un regalo muy especial, a parte de desearte Feliz día de la madre, mami.

Hemos compartido muchos años juntos, y en todo este tiempo no te he agradecido ni pedido perdón por todas aquellas cosas y momentos que lo merecen. Quizá sea el orgullo, quizá sea la inmadurez, o quizá la vergüenza de no reconocer todos mis errores, pero en tantos años, meses, semanas y días, no he sido capaz de decirte que quisiera;

Pedirte perdón por todas la noches que te dejé sin dormir, y que tú, con tu paciencia aguantaste soberanamente.

Pedirte perdón por todas las cosas que te rompí, y que nunca me echaste en cara.

Pedirte perdón por los malos ratos que te hice pasar cuando no quería comer, y tu a pesar de ello insistías con infinita paciencia.

Pedirte perdón por no escucharte, o incluso llevarte la contraria cuando me decías cosas que yo no quería oír.

Pedirte perdón por todas las veces que te hice poner roja con algún comentario cuando no tocaba, y aún así me excusaste.

Pedirte perdón cuando después de pasar toda una mañana elaborando una comida con todo el cariño del mundo, yo te decía que no la quería y que prefería otra cosa.

Pedirte perdón por todas las veces que  te elevaba el tono de voz cuando no estaba de acuerdo con algo.

Pedirte perdón por todos lo malos ratos que te he hecho pasar, por creerme mejor que tú.

Pedirte perdón por hacer muchas veces lo contrario a lo que me decías, por el simple echo de llevarte la contraria.

Pedirte perdón por todas aquellas noches que pasaste en vela, esperando que llegara al amanecer, y rezando que llegara entero después de toda una noche de juerga.

Pedirte perdón por todas las veces que te rompí el corazón.

Pedirte perdón si no soy lo que esperabas que fuera.

Pedirte perdón por no valorar en muchas cosas el mejor de los regalos que me hiciste, que fue la vida.

Y sobretodo, y por encima de todo darte las gracias.

Darte las gracias por haberme traído a este mundo.

Darte las gracias por tu apoyo incondicional, a pesar de haber obrado en contra de lo que me aconsejabas, y aunque por dentro tuvieras que callar aquella voz que te pedía que me dijeras “¿ves? ya te lo decía yo”.

Darte las gracias por haber estado ahí cuando estaba triste, enfadado, dolido o cabreado con el mundo.

Darte las gracias por haber estado siempre ahí vigilando, desde la ventana, desde la calle mientras parecía que estabas a tus cosas hablando con alguien, y yo iba y venía jugando en la calle.

Darte las gracias por haberme aguantado, por haberme escuchado, por haberme querido, y por seguir haciéndolo sin reservas hoy en día.

Darte las gracias por haber creído en mi, aún cuando en ocasiones ni yo mismo lo hacía.

Darte las gracias por todas aquellas horas que has dedicado a mi bienestar, a darme de comer, a vestirme, a lavarme, y siempre sin pedir nada a cambio más que una sonrisa.

Darte las gracias por todas tus sonrisas, aunque por dentro tuvieras ganas de llorar.

Darte las gracias por recogerme cuando caía, tanto cuando era pequeño, como cuando era mayor, por reír con mis alegrías, y por consolarme en mis tristezas.

Darte las gracias por tus consejos que me ayudaron a seguir adelante, y por tus broncas y reproches que me hicieron ser mejor persona

Darte las gracias por todo lo que me enseñaste y por todo lo que me enseñas a día de hoy.

Y sobretodo darte las gracias por estar ahí, por ser como eres, y por haber hecho de mi lo que soy.

Por todo ello mami, te deseo un muy Feliz Día de la Madre, y espero con todo mi corazón que podamos compartir muchos más.

Mejor planeta caricaturero

Blanca María

Print Friendly, PDF & Email

No hay comentarios

Dejar respuesta