Si está indignado ¿Qué tal si hablamos de corrupción?

Los corruptos son traidores a España. A los valores en los que creímos que se podría construir un Estado que equilibrase las tensiones históricas con el necesario requisito de demostrar decencia en todos los estamentos de ese Estado. Pero, al día de hoy eso no es así. En este mes de mayo que transcurrimos, y lo que viviremos hasta el 26J, nada es lo que parece y lo que debería ser garantía puede convierte en alarma social.