Esencialismo, la distorsión de la derecha

En su defensa frente a los retos nacionalistas, el Gobierno tiene que atender tres frentes: nacionalismo, izquierda y medios de la derecha contrarios a Rajoy. Todos ellos legítimos mientras se mantengan dentro de la ley, claro, pero a su vez criticables. Y muchas veces promotores de claras distorsiones.