Fuente imagen: eldiario.es MARTA JARA

La Democracia Patética me asusta. Me produce inquietud. Debemos estar atentos los ciudadanos a las operaciones patéticas en la política española. Se pueden evitar. En especial porque las dilaciones y los postureos producen víctimas cada día que no se gobierna. Y el equipo Sánchez hace tiempo que no lo hace más que en los anuncios efectistas y en las excusas originales.

El término patético deriva del latín pathetĭcus que, a su vez, tiene origen en un vocablo griego que significa “sensible” o “que causa impresión”. La RAE define  a este adjetivo como algo que puede conmover el espíritu con vehemencia generando sensaciones como desconsuelo, congoja o nostalgia. Si embargo, tiene un uso mucho más habitual vinculado a lo grotesco y a aquello que produce vergüenza ajena. En este sentido, el patetismo está asociado a lo ridículo. Si pensamos que esta modalidad, en donde se apela a la emoción y a la pasión, al “pathos”, por sobre la racionalidad, para convencer, es usado muy frecuentemente por los demagogos. Entonces, podríamos tener algunas respuestas. Desde el filósofo griego Aristóteles se considera que el patetismo es, en la retórica, uno de los tres modos (con el ethos y el logos) de la persuasión. ¿Será esta la intención de nuestros políticos? ¿Una suerte de apelación al sentimentalismo vacío de los artífices de la manipulación mediática aplicada a la práctica política? Aprovechan las emociones genuinas para inocular las semillas del odio y del enfrentamiento. Profundizan la “grieta”.

Uno de los padres de las Relaciones Públicas, Ivy Lee, fue asesor de Adolfo Hitler. Después de la llegada al poder de Hitler en enero de 1933, la agencia de publicidad Ivy Lee & Ross de nuevo fue llamada para pacificar al público estadunidense. A Ivy Lee se le encomendó la tarea de pulir los métodos de propaganda de Hitler y Goebbels. Sus servicios fueron pagados por la estadunidense IG Farben, dirigida por la familia Warburg. El 13 de marzo de 1933, la revista Time publicó un artículo rindiendo tributo a Hitler, quien fue bautizado como el Mesías Alemán. La revista colocó su fotografía en la portada. Por razones de propaganda, Adolf Hitler fue escogido Hombre del Año por la revista Time en diciembre de 1938, por “mantener la paz del mundo”. Técnicos en manipulación. Técnicos en patetismo político. 

Algunos datos, que permiten corroborar que nada tiene que ver el “relato oficial” con la Verdad a la que se deberían atener nuestros dirigentes. Recordemos. El gobierno en funciones no habla, por ejemplo, del mercado de la energía. Controlado por oligopolios. Promovidos por los sucesivos gobiernos del PP y del PSOE. Es un caso de opacidad y exclusión de la acción fiscalizadora a la que debe ser sometido un monopolio legal como lo son la mayoría de ellas. Las puertas giratorias convalidan las presunciones de la mayoría de analistas energéticos. Las argumentaciones ofrecidas por las empresas del oligopolio están  viciadas por la sospecha: fueron avaladas por todos los ministros de la democracia. Recordar el vaciamiento de Endesa a favor de Enel. ¿Es una práctica habitual? No llamó la atención una decisión de esta naturaleza.

Al mismo tiempo, los españoles tienen complicado mantener su puesto de trabajo. A la mayoría les resultará difícil encontrar un puesto similar si pierden el actual. Esa expectativa negativa radica en especial en los empleados no directivos. Esto es, en buena medida, por la efectiva obsolescencia no compensada por una reprogramación efectiva que dote a esas personas de habilidades digitales. Se habla de la revolución digital pero se mantiene una legislación que condena a las trabajadoras y trabajadores a la pauperización laboral. A la vez que no se ha dado una real dotación a la inspección de trabajo para combatir el fraude en las condiciones laborales de los españoles. Tampoco se diseña un sistema formativo para parados y personas en activo que compense el cambio tecnológico. Los que dirigen el área de trabajo demuestran una incompetencia exquisita. Ademas, el solapamiento entre la vida laboral y la privada con el abuso de los empleadores produce una creciente sensación de frustración en las personas que trabajan por cuenta ajena. La política de abusos estará produciendo “quemados” en breve tiempo. Aún trabajando, se puede estar en el borde de la pobreza o de la desarticulación familiar, institución tan defendida por las huestes de la derecha y una parte del progresismo socialista. Simultáneamente el resurgir impune del nuevo fascismo y a la aparente comprensión con la que se evita juzgar, al menos históricamente, a los genocidas, debería hacernos reflexionar acerca del funcionamiento del sistema de garantías en el Estado español. La Fundación Franco está protegida.

De haber nuevas elecciones, según coinciden todas las fuentes, serán históricamente las que menos motive a la ciudadanía española. Según ellas, se volverán a medir las fuerzas electorales de los dos principales bloques. Todo el aparato mediático, excepto las Redes Sociales, se han propuesto convertirlas en un éxito del PSOE. Algo así como una gran encuesta sin demasiadas consecuencias. Personalmente, creo que las elecciones les darán una sorpresa a ambos bloques. Eso tendrá mucho que ver con el grado de implicación de los Movimientos Sociales en esa cita electorale.

Los mensajes desde el Gobierno, y su partido base, sólo son flashes que se estructuran en deseos, creencias o, en otros casos, falacias. Fakes. Esas apelaciones plantean una disrupción que nos aleja de la Ética Democrática. El gobierno está perdiendo fueye. No tiene la estatura ética para pedir esfuerzos a los españoles. Más que por vacías operaciones de imagen de pequeños aprendices de Goebbels, este analista prefiere inclinarse por la recuperación de la Ética en la Democracia. La ética, pues, estudia la moral y determina cómo deben actuar los miembros de una sociedad rectamente. Por tanto, se la define como la ciencia del comportamiento moral. Respetuoso con los valores humanos. Con la Solidaridad. Con el Respeto a la Diferencia. Con la aceptación de la Discrepancia. ¿Así actúa la mayoría de nuestros dirigentes sindicales, empresariales y políticos?

Piénsalo y actúa.

Propaganda

 

No hay comentarios

Dejar respuesta