El mundo actual

A pesar de que siempre ha existido en algunos países, las esclavas sexuales, ha habido una noticia publicada esta semana que me ha impactado. Una niña yizidí de 9 años, ha sido violada por un grupo de 10 terroristas islámicos. No solo ha sido violada, sino que además uno de ellos, la ha dejado embarazada.

En pleno siglo XXI, cuesta imaginar que estas situaciones sigan ocurriendo, pero la realidad es muy distinta y no todo es lo que parece. En países menos desarrollados, o en vías de desarrollo, seguimos viendo a diario, muertes, violaciones a menores por grupos terroristas, atentados… Lo peor no es que esto siga pasando, sino que, sepamos que pase y no hagamos nada por evitarlo porque a nosotros no nos afecta.

Por ello, no debemos olvidar que aunque seamos muchos los que no hacemos nada por evitarlo, hay una minoría que sí lo hace y presta su ayuda y atienden a las numerosas víctimas de estas situaciones.

Mientras muchos presidentes de los distintos países, creen que están haciendo las cosas de la mejor manera, y que el medio más eficaz para conseguirlo es la violencia, deberían pararse a pensar cómo les vemos nosotros. En mi caso, lo único que veo son gobernadores débiles que intentan conseguir todo lo que se proponen, con el único objetivo de satisfacer sus propios intereses sin importar las necesidades del pueblo. No deberían olvidar, que si están gobernando es gracias a que el pueblo les ha votado y, lo ha hecho, porque prometían que iban a cambiar la situación de muchas familias. Pero no ha resultado cierto, ya que cada vez, son más las familias de distintos países, las que sufren situaciones de pobreza extrema.

En definitiva, muchos gobernadores solo quieren llegar al poder para satisfacer sus propios intereses, y si no es así ¿dónde ha quedado todo aquello que nos prometieron?

 

Print Friendly, PDF & Email

No hay comentarios

Dejar respuesta