El mundial del mundo

Mañana sonarán las bombas que matan la inocencia e inocentes que aplaudirán a los héroes del Maracaná. Mañana escucharemos el orgullo del país que obtuvo la victoria, pero la derrota, de nuevo, del ser humano.