El fundamento, el sentido de la idea republicana

Este mes de abril lo he dedicado a reflexionar sobre la historia frustrada de la Segunda República española. Grandes esperanzas había despertado su proclamación el 14 de abril de 1931, tras abandonar precipitadamente España el rey Alfonso de Borbón, suspendiendo “deliberadamente el ejercicio del Poder Real”, tras conocer los resultados de las elecciones municipales, celebradas dos días antes.