El fenómeno de los Crop Circles

Los crop circles, también conocidos como círculos de las cosechas o agrogramas (el pasado 4 de junio, apareció en Reino Unido un gran círculo de más de 100 metros de diámetro en un campo de trigo en Ackling Dike), son diseños de gran tamaño que aparecen impresos sobre cultivos por lo general de tipo gramíneo en el término de una noche. Los dibujos están definidos por la posición de las plantas ubicadas dentro de la circunferencia, quedando los tallos muy prolijamente doblados y paralelos al suelo.

Quizás se generen varios miles de estos agrogramas cada año y aunque hay muchas personas y organizaciones en todo el mundo que se están ocupando de registrar la aparición de estas formaciones en los cultivos, es probable que la gran mayoría quede sin detectar o simplemente no sean informadas por los granjeros.

A menudo los crop circles se generan siempre año tras año en las mismas zonas, aunque frecuentemente van apareciendo también en nuevos lugares. Principalmente aparecen en los países del norte de Europa, en EEUU, Canadá y Australia.

A finales de los años 70, en el sur de Gran Bretaña, aparecieron numerosos círculos en las cosechas de cereales que llamaron la atención de muchas personas y de numerosos medios de comunicación no estatales, hasta el punto de propagarse esta información por todo el mundo. Estos círculos aparecían espontáneamente, no sólo en el sur de Inglaterra sino en América y otros continentes, sin que se conociese quién o quiénes eran sus autores y cual su significado. Durante aquellos años se especuló mucho sobre ellos, su procedencia y su mensaje, sin obtenerse resultados convincentes.

Los círculos comenzaron a tener prensa y a ser conocidos más o menos a partir de 1975, aunque el auge de las apariciones y la discusión pública se produce en las décadas de los 80 y 90. Ya adentrada la década de los 80 aumentaron progresivamente su número. Entonces la prensa dio amplia difusión de tales eventos y en 1989, dada la enorme cantidad registrada ese año, se produjo un interés masivo por parte de la población general.

El fenómeno de los Crop Circles

Existe la idea de que en los campos de Inglaterra se descubren con más facilidad estas formaciones, porque el territorio no es muy extenso y porque la mayoría de los investigadores del fenómeno, se dirigen allí cada verano para llevar a cabo sus estudios personales. Hay regiones del planeta donde las apariciones registradas son extremadamente esporádicas, pero esto no es significativo, porque puede tratarse más de una falta de detección, e incluso de falta de interés por informarlas, que de la verdadera inexistencia del fenómeno.

Aunque el fenómeno de los círculos de los cultivos parece actual, hay también muchos registros de la antigüedad. La figura más antigua de la que se tiene noticia apareció en Inglaterra en 1647. Aparentemente, hay pocos registros posteriores de agrogramas hasta bien entrado el siglo XX. Ello es debido principalmente a que su detección se hace principalmente desde el cielo, siendo precisamente en el siglo pasado cuando han proliferado las líneas aéreas y sobre todo los aviones privados para fumigaciones y otros usos sobre los campos de cultivo.

Actualmente los medios masivos de comunicación han tratado de convencer a la mayor parte del mundo de que los círculos son un fraude y que han sido realizados por seres humanos. El sentido común nos dice que unos pocos grupos de personas no pueden haber hecho círculos enormes, con complicados dibujos matemáticos y de perfecta geometría, por muchos lugares distantes del mundo a razón de más de 700 al año, tal y como sucedió en 1989. La explicación no está clara y las hipótesis son muchas y variadas. Lo que sí queda claro es que la plasmación de los dibujos es instantánea. A veces, en un determinado lugar han aparecido unos dibujos donde pocos minutos u horas antes los granjeros no habían visto nada.

Si fuese acción del hombre, se tardaría en la mayoría de los casos varios días en realizarlo, o bien se necesitaría de una gran cantidad de gente trabajando de forma muy coordinada, para poder realizarlos en pocas horas. Hay que mencionar el hecho de que se han realizado algunos círculos de modo fraudulento por diferentes personas o grupos, pero los investigadores del fenómeno saben distinguirlos como humanos, ya que no presentan las mismas características. Además, el fenómeno es muy frecuente, sucede desde hace muchos años en muchos países, incluso a veces en los mismos días. Los investigadores coinciden en señalar que se necesita de conocimientos muy avanzados en matemáticas y geometría para poder realizar tales diseños y luego poder plasmarlos en los campos a gran escala. Además, la realización de tales dibujos se hace desde arriba, teniéndose en cuenta que no se advierte en ningún lugar cercano ni dentro del dibujo, marcas sobre el suelo que indique la aproximación o uso de maquinaria, ni siquiera posándose desde arriba.

El fenómeno de los Crop Circles

Existen algunas grabaciones que enseñan cómo se realizan estos perfectos pictogramas, ya que las personas que investigan este fenómeno han situado cámaras permanentes en los campos donde frecuentemente se materializan estos dibujos cada año, pudiéndose por tanto captar todo el proceso. Inicialmente, se puede ver como desde diferentes lugares, llegan unas luces que se sitúan sobre el lugar donde se va a plasmar el diseño gráfico y tras diversos movimientos y desplazamientos de las luces sobre la zona, en cuestión de menos de un minuto, se materializa el dibujo por acción de una fuerza desconocida e invisible a la cámara. Así, por ejemplo, en las zonas donde cada año se materializan estos círculos, algunos agricultores han dicho que con frecuencia ven luces extrañas sobrevolando sus campos.

Los investigadores de este fenómeno comparten que después de muchos años de investigación, todavía no está claro quienes los hacen ni cómo se realizan. Pero, por los datos obtenidos, se piensa que probablemente sean de origen extraterrestre, dado que implican una tecnología e inteligencia muy avanzada si se analizan todos los aspectos implicados.

Las características más interesantes observadas durante décadas de investigación acerca de la misteriosa creación de los círculos de las cosechas son:

  • Fueron hallados principalmente en cultivos de cebada y trigo, pero han aparecido también en plantaciones de maíz, girasol y avena; también en cañaverales, pastizales, arrozales, arena e incluso sobre hielo o nieve.

El fenómeno de los Crop Circles

  • En los círculos de las cosechas, el cereal sobre el que se plasma el dibujo nunca está segado ni roto, sino que sorprendentemente las espigas de cereal quedan curvadas y trenzadas entre ellas. La planta no muere e incluso los agricultores llegan a decir que estas espigas dan un grano más gordo y en general de mayor calidad.
  • La mayoría de las formaciones tienen complejas pautas de ondulación en los dibujos marcados. Las plantas de la formación no sólo están arremolinadas en dirección de las agujas del reloj o en dirección opuesta, sino que a veces algunas secciones aparecen por capas, con plantas dobladas en una dirección y encima una capa orientada en forma opuesta. Algunas veces presentan varias capas con diferentes orientaciones.
  • La curvatura o doblez de los tallos de las espigas, dejan la parte superior de las mismas paralelas al suelo, o lo que es lo mismo, en ángulos casi perfectos de 90 grados con respecto al tallo vertical. Algunos estudios mostraron que el doblez de los tallos se produjo en todas las plantas exactamente a la misma altura.
  • Hay numerosos informes sobre fallos en el funcionamiento de equipos electrónicos y de brújulas que giran fuera de control en el interior de los círculos y también por encima cuando pasa cualquier aeronave volando sobre ellos. También son afectados los relojes, teléfonos móviles, baterías, cámaras… Los investigadores han medido diferentes emisiones de energía sonora de 5 KHz emanando de círculos recientemente formados, incluso hasta unos días después. Estas mediciones se corresponden con los testimonios de personas que oyeron sonidos chirriantes dentro o cerca de los círculos. No existe aún ninguna explicación para estos sucesos, salvo que se trata de fuertes distorsiones en el campo electromagnético.
  • También se ha informado sobre la aparición de numerosos círculos dentro de instalaciones militares cerradas con sistemas estrictos de seguridad.

Existe un colectivo de personas interesadas en los crop circles, a los que se llama “croppies”. Estas personas siguen el fenómeno de cerca por las excelentes propiedades terapéuticas que les aportan los círculos ya que, en opinión de ellos, la sensación de paz y armonía que se experimenta dentro de uno de esos círculos es enorme, así como el significativo aumento del nivel energético y la vitalidad. El resto de personas que visita estos campos dibujados, experimenta la energía de estos círculos y dicen que en ellos se siente algo extraordinario y fuera de lo común.

El fenómeno de los Crop Circles

Según diversas fuentes esotéricas, estos círculos de las cosechas son enormes dibujos geométricos que realizan nuestros hermanos del espacio, sobre grandes extensiones de cultivos de cereales. Y lo hacen de forma casi instantánea mediante máquinas de “tecnología de luz” que responden al pensamiento. Ellos piensan o visualizan un dibujo geométrico en particular y mediante estas máquinas de materia etérica, el dibujo se plasma en unos pocos instantes en el lugar elegido.

Según el esoterista británico Benjamin Creme, los dibujos se realizan siempre sobre determinados puntos energéticos del planeta. Estos puntos son fuertemente vitalizados de algún modo por nuestros hermanos del espacio. Según dice, ellos están ayudándonos a potenciar la red etérica del planeta, movilizando potentes energías a través de los diversos vórtices energéticos que existen. Los dibujos de las cosechas indican precisamente donde se encuentran estos vórtices planetarios, que existen desde siempre como parte de la gran estructura energética de la Tierra. También afirma el Sr. Creme, que el motivo principal de que los hermanos del espacio hagan estos círculos, es para decirle a la humanidad actual que ellos están aquí. Realmente se trata de hermosas señales que nos dejan para que sepamos de su existencia y de su presencia en la Tierra.

A pesar de todas las pruebas sobre avistamientos de “ovnis” y de otras señales como los crop circles, los gobiernos de los principales países del mundo que los conocen, los ocultan al conocimiento general para mantener el “status quo” del mundo. El reconocimiento abierto de nuestros hermanos del espacio supondría que las élites mundiales más poderosas e influyentes, así como sus naciones, ya no serían más el referente de la humanidad. Sería el principio del fin del viejo orden económico, social y militar que unos pocos manejan y que asimismo les sostiene en el poder.

De todas formas, algo hermoso está sucediendo en nuestras cosechas. Bajo mi percepción personal, nuestro planeta está siendo bendecido con hermosos pictogramas realizados por seres de elevada inteligencia y espiritualidad, que intentan comunicarse con nosotros, siendo esta es una increíble y hermosa forma de hacerlo, aunque también siento que tales maravillas geométricas tienen un valor simbólico oculto que tales seres elevados insertan en nuestro plano físico para que tenga efectos en nuestra “atmósfera psíquica y etérica planetaria”, para ayudar a sanar la Tierra y toda la vida presente en Ella, incluidos nosotros, para impulsar su evolución y la nuestra.

El fenómeno de los Crop Circles

Estos preciosos dibujos son un regalo para los sentidos y el intelecto, puesto que la belleza que transmiten no puede dejar impasible a nadie. En la Tierra y más concretamente en la humanidad, están ocurriendo grandes cambios a nivel evolutivo que presagian tiempos difíciles, sobre todo para quienes se aferran a los viejos paradigmas de nuestra civilización. Los artífices de los crop circles quizás estén aquí para avisarnos y ayudarnos con su energía y presencia. Para contactar con ellos debemos abrir nuestras mentes y preparar nuestro corazón, para cuando llegue el momento poder recibirlos desde nuestro interior. Está claro que actualmente no pueden presentarse abiertamente a la humanidad, puesto que en general todavía no estamos preparados para recibirlos (ver artículo “No estamos solos y nunca lo hemos estado”). Algún día, quizás pronto, cuando la mayoría de la humanidad confíe y desee el contacto con ellos, se abrirá el “velo” que los haga visibles a nuestros ojos.

Print Friendly, PDF & Email
Compartir
Artículo anteriorSaciedad Semántica
Artículo siguiente18 de Julio; relato de un golpe de Estado
Manuel López Arrabal
Escritor, filósofo (vitalista, político y exopolítico), pues la defensa de la vida y la evolución de la misma son las premisas desde las que parto, centrándome en el ser humano que se organiza en sociedad y se relaciona en comunidad, lo que me hace filosofar políticamente dentro del contexto de Glocalismo como alternativa al capitalismo.

No hay comentarios

Dejar respuesta