El Día Internacional de la Parálisis Cerebral y la asistencia sexual
Fuente imagen: https://www.elconfidencial.com

El pasado día 6 de octubre, en  el Día Internacional de la Parálisis Cerebral ASPACE realizó una campaña a nivel estatal en favor de un presunto derecho al sexo.  Evidentemente yo no puedo  validar esta hipótesis de inicio, ni como hombre con secuelas de parálisis cerebral, ni mucho menos como aliado del Feminismo Radical. En las siguientes líneas os explico el motivo.

                Hace ya
unos años, el entonces Presidente del CERMI Castilla y León, me hizo una
confesión, la cual, aunque la tenía ideológicamente clara, me impresionó
oírsela verbalizar de forma tan clara y pragmática: “A veces, en el
asociacionismo de las personas con discapacidad, hay que crear las necesidades”.
Fin de la cita. Esto también se puede comprobar si miramos la forma que tiene
COCEMFE de dirigir el rumbo de los Proyectos de sus Federaciones Provinciales,
mandando lo que en política se llamaría un “argumentario”.   En estos documentos se dice que líneas deben
seguir los Proyectos de todas sus Federaciones Autonómicas y Provinciales. También
se puede observar en las convocatorias de subvenciones de grandes entidades
como  la Fundación ONCE. Las “necesidades”
del colectivo se deciden en un despacho.

                En estos
momentos, parece ser que  la consigna dada
desde estas grandes entidades es hablar de sexualidad. Así, el CERMI se reunía
hace poco con la Federación LGTBI y ahora ASPACE hace esta campaña, por
ejemplo. Pero yo voy más  allá y me pregunto:
¿De dónde sale esta consigna? ¿Quién se beneficia de ella? ¿Qué peligros
evidentes tiene?

Centrémonos en el caso de ASPACE.
Esta Confederación comenzó con un grupo de madres que vieron que sus hijos e
hijas tenían necesidades básicas y reales, necesidades como Educación,  Servicios Sociales,  Sanidad…. Estas señoras, recorrieron los
despachos de Centros Educativos y Administraciones Públicas aún a riesgo de ser
llamadas locas o pesadas. Ni siquiera sabían que eran una ONG y mucho menos un
Lobby. Más de treinta años  después
ASPACE es una de las mayores ONG`s de este país en un momento en el que nuestro
colectivo en general empieza a cobrar fuerza. Pues bien, por curiosidad, he
consultado  en su web  la composición actual  de su Junta Directiva y  me encuentro con 4  señoras y 8 señoros. Me temo que esto no se
debe a un instinto paternal repentino de los hombres, sino a la  patológica necesidad de notoriedad pública
del varón. Cuando algo se pone serio y hay algo que manejar, (poder,  fama, dinero…), los machunos entran en acción
con su:  “Quita, que tu no sabes”.

Partiendo de lo anterior, quizás la
mayor presencia masculina tenga algo que ver con el repentino cambio de
prioridades de ASPACE. Se me viene a la cabeza un monólogo de Eva H sobre el
comportamiento masculino de los  hombres
en un supermercado que venía a resumirse en 
la frase: “Los hombres comprando: Necesidades ninguna, pero necedades
muchas”. Aunque no necesites algo para sobrevivir, si suena bien y me atrae
atención mediática… al cesto. Si a esto le añadimos el descubrimiento de un
nuevo yacimiento de negocio, allá que vamos los varones. ¿Qué mi hijo quiere
follar? Como no. Pero… ¿y si en vez de llevarle al Kilómetro 10 de la N1, por
ejemplo, por qué no voy allanando el camino para montarme un negocio en un
futuro?

A lo anteriormente dicho hay que
añadirle el peso de los y las profesionales de la psicología, la psicopedagogía,
la terapia ocupacional, etc, etc… en ASPACE y sus federaciones. Muchas veces
este staff técnico tiene más poder que el 
organigrama formal de las asociaciones. Pues bien. ¿De donde salen estas
personas? De las Universidades. Y…. ¿A quién nos encontramos  dando 
charlas en las Universidades y sentando cátedra? ¡Bimgo! A la élite dirigente
del Movimiento de Vida Independiente, los cuales, desde su burbuja postmoderna
y patriarcal, predican las bondades de la asistencia sexual, encaramados en el
nuevo púlpito de la teoría queer, traducida a la discapacidad mediante la
teoría crip, donde somos todas las personas con discapacidad personas no  binarias y el patriarcado no existe. Esto
deja vía libre a la asistencia sexual y los negocios de prostitución, (más o
menos encubierta), de estos señoros académicos del Movimiento de Vida
Independiente. Pero, ese es otro tema. A 
lo que iba, el mensaje de la sexualidad como derecho ya está
transmitido. Desafortunadamente, a otras personas con discapacidad como Mar
Molpeceres, Tasia Aránguez o yo mismo rara vez nos llaman como activistas o
profesionales, solamente nos quieren para contar nuestra historia de vida por
75 euros la hora.

Pero, volvamos a ASPACE. Para
justificar la maniobra anteriormente expuesta, la ponen en boca de la llamada Red
Ciudadanía Activa.  Esta Red viene a ser en
el organigrama de ASPACE un órgano consultivo de  la Junta Directiva, una Comisión de Trabajo
de personas con secuelas de Parálisis Cerebral  que propone cosas  de “los chicos” y “las chicas” a la Junta
Directiva, pero que está fuera del eje 
de toma directa  de decisiones.  Con lo cual, 
la decisión de la campaña en última instancia sigue siendo de la
Junta  Directiva. Esto,  casualmente, da una capa de autodeterminación
a la campaña y no queda tan feo como  lo
he expuesto anteriormente.

Desgraciadamente, por último,
para cerrar el círculo del despropósito esta filosofía postmoderna de la asistencia
sexual se ha colado en nuestras instituciones también y, lo que es peor, lo ha
hecho de manos de políticos con discapacidad como el Diputado de las Cortes de Aragón
por Podemos, Raúl Gay, como se puede ver en la siguiente entrevista del 26 de
marzo de 2018, en el blog Nueva Revolución (https://nuevarevolucion.es/entrevista-a-raul-gay-cuantos-discapacitados-en-espana-estan-en-politica-tienen-un-trabajo-digno/)

En resumen. Si queremos
reivindicar algo el próximo 6 de octubre. ¿Por qué no hablamos de Educación,
Servicios Sociales, Sanidad, Empleo y nos dejamos de mamarrachadas postmodernas
para salir por la tele y hacer negocio? Sigamos llamando a las puertas de los
despachos para hacer una sociedad más digna para todas, en vez de abrir la
puerta a la explotación de la mujer en pro de 
un falso derecho de las personas con secuelas de Parálisis Cerebral.

Víctor Villar Epifanio

Print Friendly, PDF & Email
Compartir
Artículo anteriorEn La Higuera, un 9 de octubre, asesinaron al Che
Artículo siguienteNo han progresado adecuadamente
Víctor Villar Epifanio
Coofundador el 11 de Diciembre de 2013 de la Unión Progresista de Apoyo a la Dependencia y la Discapacidad (UPADD), la cual preside actualmente El 27 de Junio de 2015 ingresa como activista en Construyendo la Izquierda-Alternativa Socialista (CLI-AS), impulsando este partido en Burgos. El 16 de Julio de 2015 empieza a colaborar con el Proyecto Decide en Común, liderado por Alberto Sotillos, haciéndose cargo desde 20 de julio de 2015 de la Coordinación del Grupo de Dependencia, Discapacidad y Autonomía Personal de este partido a nivel federal en la redacción de su programa, hasta el 4 de septiembre de 2015. Actualmente, prepara su primer ensayo completo para la Editorial Multiversa sobre la base de sus columnas.

No hay comentarios

Dejar respuesta