El desconcierto

Jamás se me había pasado por la cabeza que Pablo Casado saldría con el cambio de sede del Partido Popular al otro día de las elecciones catalanas.