El complot mediático a UNIDAS PODEMOS y la esperanza en YOLANDA DÍAZ

A medida que en nuestro país la información se ha ido convirtiendo en un negocio en manos privadas, donde las empresas se sustentan básicamente por la publicidad y su accionariado está compuesto por grupos poderosos pertenecientes al Ibex 35 (caso de los medios de comunicación más importantes), bancos, multinacionales, constructoras, aristócratas, la Conferencia Episcopal y el Opus Dei, el ciudadano se ha visto privado de manera creciente de algo capital en cualquier sistema democrático que se precie: «la información rigurosa, veraz y plural».

El complot mediático a UNIDAS PODEMOS y la esperanza en YOLANDA DÍAZSegún el informe Media Pluralism Monitor, que evalúa la pluralidad informativa a nivel europeo, a partir de la propiedad cruzada de los medios de comunicación, España está entre los países calificados de «alto riesgo» en este área. En el prestigioso Índice Mundial de Libertad de Prensa, elaborado anualmente por Reporteros Sin Fronteras, un indicador verdaderamente útil para conocer hasta qué punto los periodistas y los medios se enfrentan a trabas o censuras para informar y opinar, España ocupa la posición 29 a nivel global y la 17 dentro de la Unión Europea-27, por debajo de países miembros como Lituania, Chipre, Letonia, Austria, Luxemburgo, Estonia, Irlanda o Portugal, entre otros.

Que los medios de comunicación son el «cuarto poder» de las democracias es de dominio público, pero que, en determinados casos, llegan a ser prácticamente el primero, siendo más poderosos que el poder legislativo, ejecutivo y judicial, ni es fácil de detectar ni es así percibido por la sociedad. Solo aquellos que tengan ganas de investigar y se nieguen a seguir al dictado la propaganda vertida por muchos de los medios supuestamente de prestigio del país, descubrirán información veraz (basada en datos contrastados), y, si investigan algo más, comprobarán cómo el entramado empresarial que controla la mayor parte de las cadenas de televisión, radio y prensa escrita (y una gran parte de la prensa online), forma uno de los lobbies más influyentes (o, quizás, el más influyente) de cuantos existen en España. Cada vez más, son los consejos de administración y no los de redacción los encargados de tomar decisiones acerca de lo noticiable y su tratamiento informativo. Resumiendo, podríamos decir que es el «poder económico» quien corta el bacalao, aquí y en la inmensa mayoría de los países capitalistas. Este poder en la sombra tiene la capacidad, por ejemplo, de aupar o derribar gobiernos, mediante campañas diseñadas y divulgadas por sus propios medios de comunicación.

El malvado Ibex, escrito por el veterano y acreditado periodista José García Abad, es un libro de investigación sobre las influencias de los grandes magnates de España en el poder político; trabajo muy riguroso, con datos y testimonios valiosos, que personalmente recomiendo a quienes deseen conocer el opaco mundo del verdadero poder. El eje que vertebra el libro es el poco conocido Consejo Empresarial de la Competitividad (CEC), que pretendió suplantar a la CEOE. Para García Abad, «dicho consejo es una reunión de 15 machos alfa que supone una especie de tercera cámara: la cámara de la plutocracia. Sus miembros dicen que se deben al patriotismo, pero lo que tratan realmente es de aconsejar a los gobiernos e indicar a los políticos por dónde deben caminar».

El complot mediático a UNIDAS PODEMOS y la esperanza en YOLANDA DÍAZ¿A qué temen las grandes empresas en España? La respuesta de García Abad a la pregunta fue: «Los magnates temen a Podemos». Es evidente que, desde la irrupción de la formación morada en el tablero político español, la inquietud se instaló como nunca antes en los grandes empresarios y los grupos financieros del país. Según García Abad confirma, Botín mandó hacer un informe sobre Podemos (Público, 10/12/2016). En un pasaje de su libro, el periodista nos habla del gran poder de los dircom (directores de comunicación de empresas, consultoras, instituciones y otras organizaciones), encargados de repartir dinero entre periódicos y periodistas complacientes por medio de publicidad, patrocinios y otros arbitrios. O negándoselo a otros medios y profesionales exigentes. Para el CEC, Podemos era una amenaza ante la que habría que reaccionar. El motivo de preocupación si llegaba a gobernar o a formar parte de un gobierno progresista era que podría acabar con la economía de libre mercado tal y como la conocemos hoy.

El periodista y ensayista Pascual Serrano, en su libro Contra la neutralidad, comenta que los nuevos profesionales del periodismo tienen pánico a insinuar mínimamente su posición ante cualquier acontecimiento. O lo que es peor, reproducen las líneas informativas y editoriales marcadas por sus superiores y por las agencias para evitar ser señalados ideológicamente. De este modo se creen neutrales, pero no lo son, simplemente se convierten en operarios despersonalizados y desideologizados que abandonan cualquier iniciativa y principios.

Ni los medios son neutrales ni tienen por qué serlo. Cada hecho informativo genera multitud de informaciones que irán en una dirección u otra; pero siempre favorecerá a un bando en detrimento del otro. Incluso cuando se decide no hablar de un tema y dar preferencia a otros, también se está escogiendo y dando prioridad a una noticia sobre otra. Callar ante un conflicto también es elegir un bando. ¿Por qué se ha hablado y se habla de Catalunya, de Venezuela o del Brexit mucho más que de los desahucios, el alquiler de la vivienda, la precariedad laboral, las pensiones, la sanidad y educación públicas o de una reforma fiscal progresiva, que son hechos que nos afectan a un mayor número de personas? ¿Por qué conocemos cada movimiento de Nicolás Maduro, mientras muchas personas desconocen que en el país vecino han logrado lo que llaman «el milagro económico portugués» con un gobierno de izquierdas? ¿Por qué todo el mundo cree saber lo que significa «la revolución bolivariana», que mucha gente relaciona con Podemos, y no nos cuentan la realidad de otros países latinoamericanos que sufren peores crisis humanitarias y una represión real? ¿Por qué se habla permanente de violencia y crímenes en referencia a Venezuela y apenas se dice lo mismo de Jamaica, Guatemala, El Salvador, Brasil, Honduras, México o Colombia? ¿Por qué la prensa española tiene un especial interés por la política y la soberanía de un país precisamente como Venezuela, que dista a 7.000 kilómetros del nuestro? Como dice el periodista Toni Mejías (El Salto, 27/03/2019), tal vez tenga que ver el hecho de que el mayor accionista del grupo PRISA (empresa propietaria, entre otros medios, de El País) sea un fondo de inversión estadounidense. Y tal vez tenga que ver también que otro de sus accionistas es el Banco Santander, nacionalizado por Hugo Chávez hace 12 años. Asimismo, otro de sus accionistas, Telefónica, se juega mucho de su futuro económico en la zona. Otra gran corporación también con presencia en Venezuela es el BBVA (ligado al grupo Vocento de comunicación).

García Abad en su libro El malvado Ibex dice lo siguiente: «La prensa escrita se encuentra en una situación económica lamentable y los periodistas asfixiados por la autocensura. La hay en el interior de cada medio, pues todos tienen una nómina de personajes intocables y una lista de asuntos que más vale no tocar. El periodista que llega a una empresa periodística, si quiere salvar su promoción y hasta su continuidad en la misma, lo primero que tiene que hacer es averiguar los códigos de la empresa, quienes son los personajes intocables y de qué temas no se puede hablar o hay que abordarlos de acuerdo con los compromisos de cada medio y con los intereses económicos de su grupo. Una de las patas que calibran la calidad democrática, como es la prensa libre, cojea miserablemente».

Los medios son capaces de convencernos de todo. Tienen esa capacidad de influencia. Nos han logrado convencer de que La Sexta es de izquierdas y Antena 3 de derechas, cuando tienen los mismos dueños. También Onda Cero y Europa FM o La Razón pertenecen a estos dueños. El dinero no tiene ideología. Todo vale mientras exista rentabilidad comercial y no se atente contra los auténticos intereses del grupo empresarial.

El complot mediático a UNIDAS PODEMOS y la esperanza en YOLANDA DÍAZA propósito de La Sexta, la supuesta cadena progre, conviene puntualizar algunos detalles esclarecedores que muy probablemente mucha gente desconocerá y que han de ayudar a comprender eso de que el dinero no tiene ideología.

Antonio García Ferreras, director de La Sexta, además del espacio Al rojo vivo, que también presenta, y omnipresente en todos los especiales informativos de la cadena, y considerado uno de los personajes más poderosos de este país, cuenta con una dilatada hemeroteca en la que aparecen lazos con personajes como Florentino Pérez (presidente del Real Madrid y uno de nuestros empresarios más importantes e influyentes) y Eduardo Inda (periodista muy denostado, incluso, por muchos compañeros de profesión, y una de las caras más asiduas de cualquier espacio de debate político del grupo Atresmedia). García Ferreras mantiene desde hace varios años una estrecha relación de amistad con Pérez y con Inda; y los tres tienen la costumbre de reunirse semanalmente en un restaurante madrileño.

García Ferreras, antes de dirigir La Sexta, fue director de la Cadena SER (2001-2004) y director de comunicación del Real Madrid (2004-2006). Por su parte, Inda ha sido director en Islas Baleares de El Mundo (2002-2007), del periódico deportivo Marca (2007-2011), reportero de El Mundo (2011-2014), tertuliano en La Sexta Noche (desde 2013) y director del diario digital creado por él mismo OkDiario. Inda lleva muchos años cuestionado como periodista, ha protagonizado multitud de escándalos relacionados con el ejercicio de su profesión y se ha visto imputado, y en ocasiones condenado, por manipulación informativa, publicar noticias falsas, calumnias, injurias, difamación, insultos, acoso a dos menores y su cuidadora… El blanco predilecto de las campañas emponzoñadas de Inda, en las que ha contado con apoyos importantes pertenecientes a las «cloacas del estado» y de personajes muy poderosos, ha sido Pablo Iglesias y Unidas Podemos.

Para mantener una verdadera independencia informativa es urgente regular el sector. Sería imprescindible que bancos y empresas del Ibex 35 no fuesen accionistas de ningún medio de comunicación. Tampoco los partidos políticos deberían tener control en las redacciones, mediante subvenciones otorgadas a dedo, ni los gobiernos mediante concesiones de publicidad institucional a medios privados, y la Iglesia no debería ser dueña de ningún medio.

En la actualidad, con la aparición de Internet y la proliferación de las redes sociales, muchos buscan una información alternativa, no sujeta a ningún poder fáctico que la pueda manipular en virtud de sus intereses. Existe prensa digital y publicaciones online que se financian de manera independiente, pero vienen a ser una especie de bocanada de aire fresco en medio de una atmosfera cibernética envenenada. Pues si en Internet es posible encontrar información valiosa y veraz, también es el medio preferido de la mentira. Muchos ciudadanos se informan sobre todo por Internet (y, de manera muy especial, los jóvenes). Bucear en la Red es fácil, pero saber hacerlo con criterio no está al alcance de cualquiera. La propagación de fake news, muchas de ellas creadas para culpabilizar a los diferentes (inmigrantes, feministas, etc.) o para desprestigiar a políticos y partidos (Pablo Iglesias y Podemos), utilizando a tal fin las llamadas «granjas de bots» (programas informáticos que efectúan automáticamente tareas repetitivas a través de la Red), logrando que muchos de estos bulos acaben difundiéndose en medios considerados «serios» (El País o El Mundo, por ejemplo), en opinión de muchos analistas, son a día de hoy el más grave peligro de la salud democrática en el mundo.

El complot mediático a UNIDAS PODEMOS y la esperanza en YOLANDA DÍAZEl pasado 11 de mayo de 2021, justo una semana después de que el antiguo líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, renunciara a la presencia política institucional, la agencia de verificación Maldita.es elaboraba un informe desmontando 58 bulos difundidos contra el dirigente.

Los bulos desmontados por Maldita.es fueron fabricados y emitidos por personas y medios que han estado ampliamente relacionados con el excomisario Villarejo, jefe de la policía política del Partido Popular, con quien supuestamente colaboraron un nutrido grupo de «voceros» y «plumillas serviles», muy probablemente a sueldo, y que nos hace recordar aquel complot mediático cuyo fin era desalojar «como fuera» de la Presidencia del Gobierno de España a Felipe González, que todavía por entonces no había virado tanto a la derecha como en los últimos años. Aquel contubernio nacido en 1994, recibió el nombre de El Sindicato del Crimen, y en él anduvieron mezclados, entre otros, Luis María Anson, Pablo Sebastián y Luis del Olmo.

Alba González, en un reportaje publicado en La última hora (17/05/2021), escribe: «El brazo mediático de la derecha y la ultraderecha, desde Eduardo Inda a través de su web (y en su periódico Okdiario) hasta El Mundo (que se vio obligado a publicar una rectificación en referencia a una noticia que descontextualizaba unas declaraciones de Iglesias en 2014), pasando por El Español de Pedro J. Ramírez, La Razón de Francisco Marhuenda, ESdiario de Antonio Martín Beaumont (padre de la política del Partido Popular María Martín Revuelta) o por Periodista Digital de Alfonso Rojo (multado por fabricar mentiras sobre Iglesias), hasta miembros del Partido Popular y VOX, han tratado de dilapidar la reputación y, de paso, el proyecto político de Unidas Podemos».

«Alfonso Rojo, exmarido de Ana Rosa Quintana, fue socio del excomisario Villarejo en la empresa Marketing y Publicidad Puquio S. L. desde donde ofrecía a sus clientes colocar informaciones en los medios. Antonio Martín Beaumont (Esdiario) le aseguró a Eduardo Inda que no atacaría al excomisario a través de la prensa. Paco Marhuenda (La Razón) organizaba junto a Mauricio Casals (empresario, presidente de La Razón y adjunto a la presidencia de Atresmedia Corporación) encuentros y comidas como interlocutores directos del Grupo Planeta y de Atresmedia. Pedro J. Ramírez le invitó a almorzar para obtener información delicada sobre Corinna Larsen. Esteban Urreiztieta (subdirector de El Mundo), que le pidió datos sobre Unidas Podemos para ganar influencia en el periódico, ha sido considerado por la Policía, junto a Eduardo Inda, la unidad de acción del jefe de las cloacas. Pese a la entrada en prisión del excomisario, la máquina del fango ha seguido funcionando».

«Por el contrario, Unidas Podemos ha sido la única formación en España en inaugurar el debate en el Congreso de los Diputados para poner límites legales a la creación y difusión de noticias falsas, algo que les valió los ataques de cada tertuliano del prime time, medios de comunicación e, incluso, alguna asociación de prensa…»

«El propio Juan Carlos Girauta (político, diputado por Ciudadanos hasta el 5 de mayo de 2020, fecha en la que abandonó la formación naranja) reconocía muy recientemente a Fernando González “Gonzo” en Salvados el importante papel de la prensa para aupar a un partido o, por el contrario, desterrar cualquier liderazgo político».

El complot mediático a UNIDAS PODEMOS y la esperanza en YOLANDA DÍAZPablo Iglesias ha sido un chivo expiatorio. Misión cumplida, ahora ya se pueden desmentir los bulos.

Iglesias y Unidas Podemos han sido atacados por tierra, mar y aire. Sin miedo a equivocarse se puede afirmar que nunca antes, desde la Transición para acá, nadie había sufrido un ataque sistemático tan contumaz, empleando todo tipo de estrategias y medios (bulos, fabricación de noticias falsas, espionaje, falsificación de documentos, utilización de fondos reservados, denuncias judiciales, intimidación y acoso continuado para Iglesias y su familia, amenazas de muerte, etc.). Aconsejo que lean en Maldita.es el trabajo titulado «58 bulos y desinformaciones sobre el exsecretario general de Unidas Podemos, Pablo Iglesias». Se trata de 58 verificaciones de bulos, entre los miles que han circulado desde que en 2014 apareció Podemos en el tablero político español.

Si nos referimos a las causas abiertas por vía judicial contra Podemos, es fácil perder la cuenta de cuántas van hasta el día de hoy. Solo por financiación ilegal fueron presentadas hasta 14 denuncias, todas archivadas por los jueces.

Del sinnúmero de causas abiertas contra Podemos ninguna ha podido ser probada y han tenido que ser archivadas o no admitidas a trámite. No obstante, la mayoría de los medios de comunicación hasta hace muy poco han publicado y llenado portadas sensacionalistas sobre las supuestas actividades delictivas de Podemos y su cúpula. Las posteriores rectificaciones, cuando se han hecho, han tenido un tratamiento informativo residual, sin ninguna trascendencia. Como decía el líder nazi Goebbels: «Miente, miente, miente que algo quedará, cuando más grande sea una mentira más gente la creerá».

Voy a enumerar algunos de los casos judicializados sobre Podemos que han sido motivo de grandes titulares:

Financiación ilegal (caso Neurona)… Caja B y sobresueldos… Blanqueo de capitales… Cuentas en paraísos fiscales… Delito contra la propiedad industrial de Iglesias, Carolina Bescansa y el propio partido… Prevaricación, cohecho y retraso malicioso de un proceso penal de Vicky Rosell… Concesión de contratos municipales de manera arbitraria de la ya exdiputada de Podemos Tania Sánchez… Financiación y vinculación con el gobierno de Irán (informe PISA)… Desobediencia, práctica contra los derechos de los trabajadores, organización criminal, asociación ilícita, tráfico de influencias, apropiación indebida, cohecho, administración desleal societaria, corrupción entre particulares, delito contra la Hacienda Pública… Fraude fiscal y falsedad documental de J. C. Monedero… Pagos recibidos del gobierno de Venezuela a través de un paraíso fiscal para la financiación del partido y para implantar un régimen bolivariano en España… Pagos indebidos a Rafael Mayoral por sus trabajos con el gobierno de Ecuador… Estafa de Iñigo Errejón por su vinculación a la Universidad de Málaga, de la que percibió una remuneración mientras ya ostentaba un cargo público… La solicitud de que Ione Belarra sea imputada en el caso Neurona, tras conocerse que sería la sustituta de Iglesias en el Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030… Caso Dina (o el acoso a Podemos desde las cloacas del Estado)…

En toda esta operación de acoso y derribo a Pablo Iglesias y Podemos, la Justicia española tampoco parece que haya actuado escrupulosamente. El ordenamiento jurídico español prohíbe terminantemente la investigación prospectiva, consistente en investigar a una persona o a una organización no por un supuesto hecho delictivo concreto sino de manera general (para ver qué pescamos). Esta práctica recuerda un poco a la etapa franquista; entonces se perseguía la peligrosidad social, para prevenir hechos delictivos contra el orden establecido. Como se dice en un artículo sobre este tema en La última hora (08/08/2020): «La investigación prospectiva está vinculada al denominado Derecho Penal de autor, que, frente al Derecho Penal de hecho o de acto, no persigue hechos o actos delictivos concretos sino personas u organizaciones concretas, que convierte en sospechosas por ser quienes son».

Podemos fue fundado en 2014; tiene sólo siete años de vida y es la fuerza política más investigada en estos últimos siete años. Cabe preguntarse: «¿por qué hay juzgados que siguen admitiendo denuncias sin pruebas contra Podemos con los antecedentes que hay hasta ahora? ¿por qué sigue ocurriendo, si eso ni es normal ni es la vara de medir que se utiliza con otros partidos políticos?».

El escarnio, el odio y el rencor que desde distintos estamentos sociales se ha manifestado y se manifiesta contra Pablo Iglesias y Unidas Podemos es de una bajeza moral inadmisible en un país supuestamente democrático…

El complot mediático a UNIDAS PODEMOS y la esperanza en YOLANDA DÍAZ


«Grupos de personas se concentran a diario en las inmediaciones de la casa que comparten en Galapagar el vicepresidente del Gobierno Pablo Iglesias, la ministra Irene Montero y sus tres hijos menores. Haciendo sonar cacerolas, silbatos o equipos de sonido de alta potencia, los concentrados que cercan desde hace tres meses el perímetro de seguridad de la vivienda familiar expresan su objetivo, acompañado de insultos (¡coletas rata!, ¡hijo de puta!, ¡garrapata!, ¡chepas! ¡Pablo Iglesias, hijo de terrorista!) y amenazas, de no parar hasta que se marchen de España» elDiario.es/El Plural/La Razón… «Iglesias y Montero denuncian dos nuevos actos de acoso contra su familia. La pareja aporta a la policía mensajes amenazantes contra sus hijos» El País… «José Santiago Sánchez Aparicio, conocido como El Chati, vinculado al Sindicato Profesional de Policía y al PP y reciente nuevo director de Relaciones Institucionales de Prosegur, se encargó de recibir el informe apócrifo, conocido con el nombre de informe PISA, sobre la supuesta financiación irregular de Podemos, supuestamente vinculado al gobierno de Irán; dicho informe lo realizó (y por encargo) la denominada Unidad de Inteligencia de la Policía con la intención de noquear al partido morado» elDiario.es 


El complot mediático a UNIDAS PODEMOS y la esperanza en YOLANDA DÍAZ


«Graves insultos y amenazas a Pablo Iglesias en un foro de 15.000 policías» La Marea… «Una jueza de Collado Villalba (Madrid) ha procesado al director de Okdiario, Eduardo Inda, y al periodista de este medio Alejandro Entrambasaguas por supuestamente acosar a los hijos del vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias, y la ministra de Igualdad, Irene Montero» El Periódico… «Irene Montero es la chati de Iglesias (dicho por Antonio García Serrano en El gato al agua)» Intereconomía… «Niñata, lo único que has tenido que conquistar es la cama de Pablo Iglesias para llegar a ser ministra» Isabel San Sebastián en el canal de Youtube de Javier Negre… «Esta es la ministra comunista Irene Montero antes de tener hijos con el Coletas, la muy guarra enseña a hacer pajas. Vomitivo. ¡Estas son las que nos gobiernan!: A la vista de Irene o cómo hacer una felación» Alerta Digital… «Inda, en Okdiario, publicó la ecografía de los hijos prematuros de Iglesias y Montero. El Español de Pedro J. Ramírez se coló en el entierro del padre de Irene Montero para captar la fotografía del momento» ElPlural… «Amenazas, pedradas y un cóctel molotov: la sede de Podemos en Cartagena, zona cero de la escalada violenta de la extrema derecha» elDiario.es


El complot mediático a UNIDAS PODEMOS y la esperanza en YOLANDA DÍAZ


«Vigilad vuestras espaldas: amenaza en redes sociales contra Gómez-Reino y otros miembros de Podemos (el tuit incluía la imagen de un fusil y proyectiles)» La Voz de Galicia… «Iglesias y Montero llevan ya dos años de acoso en su casa, incluso algunos se han saltado la valla y han fotografiado el interior de la vivienda» La última hora… «Iglesias instaura un régimen comunista. Las últimas medidas del Gobierno claramente podemitas desatan una ola de pánico mientras Casado se planta» Libertad Digital… «El Gobierno antepone la ideología a la recuperación» ABC… «Iglesias quiere nacionalizaciones y socializar ahorros como Venezuela» el Economista… «¡Tiempo de rojos, hambre y piojos!: Podemos se frota las manos con la tragedia del coronavirus y presiona a Sánchez para expropiar empresas, bancos y ahorros» Alerta Digital… «¿En 2021 se legalizarán las ocupaciones de vivienda, en ciertos casos, como quiere Podemos o tal vez no? (cuña emitida en el programa de Ángels Barceló en La Ser sin que le pareciera grave decir a sus oyentes que Podemos quería ocuparles su vivienda)» La última hora… «En Asturias, ya son varios los actos y ruedas de prensa de Podemos interrumpidos por la ultraderecha, y se acumulan las acciones violentas contra las sedes moradas» La Voz de Asturias



«Tu abuelo no fue una víctima y tu padre era un terrorista. Y quítate ese moño y córtate el pelo que da asco verte y lávate los dientes» Jiménez Losantos, EsRadio… «Carlos Herrera en La Cope convoca una romería al chalé de Iglesias y Montero, y luego rectifica. Y refiriéndose al acoso que sufren la pareja y sus hijos en el chalet, Herrera dice: ¡Jarabe democrático, acuérdate, Pablete! Bueno, pues ve tomando jarabe democrático. Y espérate, ¿eh? Espérate» ElBoletín… «Podemos forma parte de los movimientos políticos que intentan reventar desde dentro los derechos y libertades en los Estados de Derecho, es decir, es un enemigo de la democracia» El Confidencial… «Podemos se vale de RTVE para endurecer su acoso a la Monarquía» El Mundo… «Durante la solemne apertura de las Cortes, Echenique no aplaudió al rey, afirma Antonio García Ferreras de La Sexta, y Telecinco le acusa de negar el saludo a las infantas Leonor y Sofía» Público… «Pablo Iglesias Turrión has dejado morir a nuestros padres y abuelos. Tu mujer, tus padres y tú estáis sentenciados a la pena capital. Tu tiempo se agota (la anónima amenaza de muerte incluía cuatro balas)» El País…  Cuando veo a los de Podemos, si llevo la pistola, disparo» Federico Jiménez Losantos, EsRadio… «Todo vale contra Podemos para la derecha mediática» ElPlural


El complot mediático a UNIDAS PODEMOS y la esperanza en YOLANDA DÍAZComo dice ElPlural, todo vale contra Podemos para la derecha mediática. O como comenta el periodista Javier Ruiz, con Pablo Iglesias los medios han traspasado límites éticos intolerables. Y es que con Iglesias y la formación morada afloraron como nunca antes los sentimientos racistas y clasistas que la derecha española lleva en su ADN sin que los años de democracia hayan podido extirpar. ¿Tendrá algo que ver que en nuestra modélica Transición se hizo borrón y cuenta nueva con los adeptos y beneficiarios de la dictadura franquista, permitiendo que de la noche a la mañana se convirtieran muchos fascistas en demócratas de toda la vida? Eso, desde luego, no ocurrió en Alemania ni en Italia, ni tampoco en Francia con los colaboracionistas del régimen de Vichy del mariscal Pétain. En estos países se depuraron responsabilidades y se castigó a criminales.

El complot mediático a UNIDAS PODEMOS y la esperanza en YOLANDA DÍAZDesde la irrupción del partido neofascista VOX en España el ruedo político e informativo se ha embarrado cada vez más, convirtiéndose las redes sociales en el sistema de propaganda preferido para sus simpatizantes y demás fachas de la piel de toro. Los ultras del partido de Santiago Abascal, siguiendo el ejemplo de sus principales referentes, Trump, Bolsonaro, Salvini, Le Pen u Orbán, utilizan las redes para difundir sus mensajes de odio y fake news, transformando el medio en una especie de leprosería neuronal.

Antes de VOX, algunos analistas pensaban que en España no había extrema derecha. Es evidente que todos ellos andaban muy equivocados o preferían mirar para otro lado. La extrema derecha española, en su mayoría, estaba cobijada en la casa común de la derecha, el PP. Pero el auge del fascismo en el mundo animó a Santiago Abascal a abandonar su antiguo partido para ponerse al frente de un atajo de leprosos neuronales que vive de la crispación, basando su razón de ser en el odio al diferente y proclamando la vuelta a una España arcaica. Franquistas, neonazis, fundamentalistas religiosos y reaccionarios de todo tipo, durante muchos años, habitaron con cierta discreción en el partido de la gaviota, hasta que en VOX encontraron su razón de ser. Lamentablemente, el partido ultra de Abascal se siente crecido y sus militantes y simpatizantes ya no ocultan su verdadera ideología. Ahora, cada vez más, hay personajes que sacan pecho y dicen barbaridades racistas y xenófobas sin ningún rubor, animando de paso a las cacerías de personas distintas (inmigrantes, izquierdistas, etc.). La sociedad española no debería esperar a que haya derramamiento de sangre para actuar contra grupos intolerantes que lanzan mensajes violentos. 

Poner el acento en Podemos y Pablo Iglesias, como si fueran el eje del mal, además de suponer una miopía sin precedentes de ciertos sectores de nuestra sociedad, hace que muchos no entiendan dónde está el verdadero peligro. Convendría que todos estos miopes sociales (o, en algunos casos, cómplices interesados) investigaran lo que supuso el golpe de estado del 36 y la dictadura franquista.

Podemos fue una consecuencia del 15 M y representó una bocanada de aire fresco dentro de una sociedad con muy poco apego a la clase política. Evidentemente su aparición y sus mensajes enseguida resultaron un desafío para el establishment. Pronto se convirtieron en el enemigo a batir y los tentáculos del poder lanzó su ofensiva contra Iglesias y Podemos.

El complot mediático a UNIDAS PODEMOS y la esperanza en YOLANDA DÍAZPodemos nació y creció con una idea innovadora dentro del opaco sistema de financiación de partidos. Ningún préstamo bancario, ni de corporaciones nacionales o internacionales (incluidos gobiernos). Sus apoyos económicos fueron y continúan siendo las suscripciones de sus afiliados y simpatizantes. Nada más lejos de la práctica habitual de los grandes partidos a nivel nacional, PSOE y PP (este último, muy especialmente, con escándalos de corrupción y financiación ilegal e inmerso en un sinfín de causas judiciales por tal motivo) y de los nuevos Ciudadanos y VOX.

Ciudadanos es hoy un partido a la baja, casi residual, que posiblemente acabará por desaparecer. VOX, en cambio, da la impresión de que aún no ha tocado techo. En estos momentos, no solo ha condicionado la agenda política del PP que, viendo como parte de su electorado se ha ido decantando hacia la posición más extremista que representa el nuevo partido, ha terminado por dar bandazos y mostrar su cara más ultra (Casado, García Egea, Díaz Ayuso, López Miras). Que VOX pueda formar o condicionar la formación de gobiernos es muy preocupante. Al partido de Abascal no hay que combatirlo con fake news ni con métodos antidemocráticos, ¡eso ya se ha hecho con Unidas Podemos! Quienes tengan dudas sobre el peligro que representa VOX para la convivencia social y el progreso de España, les recomiendo que se informen y saquen sus propias conclusiones…


«VOX se fundó con un millón de euros del Consejo Nacional de la Resistencia de Irán (CNRI), una secta religiosa-paramilitar de extrema derecha iraní, considerada hasta el año 2012 una organización terrorista» El País… «La formación de Santiago Abascal tiene donaciones de la Fundación Nacional Francisco Franco» Cadena SER… «Los dirigentes de Vox se desplazarán a territorio estadounidense para establecer contacto con núcleos de opositores venezolanos, cubanos e iraníes, según detallan fuentes del partido» La Información… «OpenDemocracy descubre los vínculos de una organización de apoyo a VOX con los ultras de Estados Unidos, Rusia e Italia» El Periódico… «Apoyo internacional a VOX de la organización racista y supremacista Ku Klux Klan» El Nacional… «VOX muestra sus amistades internacionales: el partido ultraconservador que gobierna Polonia, investigado por la UE y aliado de Salvini» elDiario.es… «Organizaciones y partidos nacionalpopulistas de todo el planeta comparten contactos, fuentes de financiación y valores. Y confían en que, juntos, tendrán más éxito. Así se fraguó el de VOX, representante español de este movimiento, según la premio Pulitzer Anne Applebaum» El País


El complot mediático a UNIDAS PODEMOS y la esperanza en YOLANDA DÍAZ


«Los vínculos compartidos entre VOX y la Administración de Donald Trump sugieren intereses mutuos y amigos en común desde hace años» El País… «La organización The Movement, de Steve Bannon, se estableció en Europa al inicio del mandato de Donald Trump para ayudar a los candidatos de la extrema derecha europea a ganar elecciones» El País… «Stephen Kevin “Steve” Bannon es un conocido ejecutivo de medios de comunicación estadounidenses, estratega político, exbanquero de inversiones y expresidente ejecutivo de Breitbart News (sitio web de noticias, opiniones, comentarios políticos y ligado estrechamente a la campaña electoral de Donald Trump). Desde Breitbart News se trabajó para promover y comercializar ideas de grupos y personas de supremacía blanca y grupos neonazis. Steve Bannon también ha sido vicepresidente de Cambridge Analytica, empresa involucrada en el escándalo con Facebook por haber extraído información sin consentimiento de sus usuarios» The New York Times/Financial Times/La Vanguardia… «Bannon, después de dejar la Casa Blanca, ha hecho campaña y ha ayudado a varios movimientos políticos latinoamericanos y europeos de derecha y extrema derecha, como Frente Nacional en Francia, Fidesz en Hungría, el Partido por la Libertad de Holanda, el Partido de la Libertad en Austria, la Liga Norte en Italia, el Partido Popular de Suiza, la Alternativa para Alemania, los Demócratas de Suecia, el Frente Nos en Argentina, Jair Bolsonaro en Brasil y VOX en España. Bannon cree que los movimientos antes mencionados, junto con el japonés Shinzo Abe, el indio Narendra Modi, el ruso Vladimir Putin, el chino Xi Jinping y el estadounidense Donald Trump, así como líderes similares en Egipto, Filipinas, Polonia y Corea del Sur, son parte de un cambio de dimensiones globales hacia el nacionalismo» El Independiente/El País



«VOX se reunió en el Capitolio con el consejero de Seguridad Nacional de Trump» El Periódico… «Rafael Bardají, exasesor de Aznar y ahora en VOX, tiene contactos con Steve Bannon y con John Bolton, consejero de Seguridad de EE.UU. y, en su día, uno de los arquitectos de la guerra de Irak; y también tiene buena sintonía con Jared Kushner, yerno de Trump» Diario Córdoba… «Bardají se unió al equipo de VOX un poco después de Espinosa de los Monteros y Abascal, y como ellos (y como la mayoría de VOX), es un exmiembro del PP y conocido como el asesor que más presionó para que España se uniese a la invasión estadounidense de Irak» El País… «Exclusiva: un esquema de financiación coordinado internacionalmente trabaja para aupar a VOX y la extrema derecha europea» OpenDemocracy… «El último informe de OpenDemocracy dice que Ignacio Arsuaga Rato, fundador de CitizenGo (y anteriormente de Hazte Oír), fundaciones y lobbies de presión ultracatólicos, informó a un periodista de que el dinero dado a su grupo podría indirectamente apoyar a VOX, ya que actualmente están totalmente alineados. Estos grupos de presión son conocidos por sus acciones de protesta contra el derecho al aborto, el matrimonio entre personas del mismo sexo, las técnicas de reproducción asistida, la educación sexual en la escuela, el movimiento LGTBI+ y las reivindicaciones feministas» El País/OpenDemocracy


Si usted lector ha llegado hasta aquí y aún no cree que ha existido un complot mediático contra Unidas Podemos y que, por el contrario, muchos de los medios implicados en la citada operación se han dedicado y se dedican a blanquear al partido neofascista VOX, le aconsejo que investigue por su cuenta en hemerotecas, que busque datos probados y que contraste las fuentes.

Si usted no pertenece a aquellos que se informan solamente en los que consideran medios afines a su ideología, creyéndose a pies juntillas cualquier noticia (falsa o verdadera) que les reafirme en su pensamiento, busque, investigue y saque sus propias conclusiones.

El complot mediático a UNIDAS PODEMOS y la esperanza en YOLANDA DÍAZCampañas informativas tramposas y manipulaciones ha habido muchas a lo largo de la historia. Los grupos de poder, con la complicidad en bastantes casos de los propios gobiernos, han difundido todo tipo de mentiras con fines oscuros. Podríamos citar casos recientes, como el Plan de Kalergi, teoría conspirativa que usan los partidos de ultraderecha contra la Unión Europea; el fenómeno de los conspiranoicos, antivacunas y negacionistas del cambio climático; el movimiento denominado Qanon en EE.UU. alentado por Trump; o casos más antiguos, sobre los que existen miles y miles de imágenes y millones de páginas escritas, como el negacionismo del Holocausto; la manipulación sistemática de la historia durante la dictadura franquista; la propaganda vertida por Joseph Goebbels en la Alemania nazi; el control de la información en la época de Stalin en la URSS; la idea de que la llegada del hombre a la Luna fue un montaje; el tratamiento informativo de la guerra de Vietnam mediante campañas auspiciadas por el propio gobierno norteamericano; el relato de la guerra del Golfo, en 1991, y la posterior guerra de Irak, en 2003, etc. Que los medios de comunicación tienen un enorme poder es algo indiscutible. Noam Chomsky decía ya en 1993 al respecto: «en un estado totalitario no importa lo que la gente piensa, pues el gobierno puede controlarla por la fuerza de las porras. Pero cuando no se puede controlar a la gente por la fuerza, se tiene que controlar lo que la gente piensa, y el medio típico es mediante la propaganda». Es decir, ya no es necesario sacar los tanques a la calle, en el mundo actual basta con controlar los medios de comunicación.

Aquí, en España, allá por 1994 existió el llamado «Sindicato del Crimen». Podría ser el título de una películas de gánsteres, pero no. Bajo aquel nombre tan sonoro se escondió una conspiración política, financiera y mediática de muy alto calado, consistente en una campaña de intoxicación informativa desde distintos frentes. Su objetivo: desalojar como fuera a Felipe González de la Presidencia del Gobierno.

Tres famosos periodistas nada sospechosos de afinidades ideológicas con el PSOE, como son Luis María Anson, Pablo Sebastián y Luis del Olmo, reconocieron que el 13 de agosto de 1993 tuvo lugar en Marbella una reunión a la que asistieron también otros muchos destacados periodistas de entonces, con el objetivo de fundar la Asociación de Escritores y Periodistas Independientes (AEPI), que no tardaría en ser conocida con el sobrenombre «Sindicato del Crimen». El grupo contó con la ayuda, entre otros, de Pedro J. Ramírez, José Luis Balbín, Manuel Martín Ferrand, Antonio Burgos, Antonio Herrero, José Luis Gutiérrez, Julio Cerón, José María García, Federico Jiménez Losantos, José Luis Martín Prieto, Camilo José Cela, Antonio Gala, Francisco Umbral, Justino Sinova, Teodoro González Ballesteros, Raúl del Pozo, Melchor Miralles, Jesús Cacho, José María Zavala, Casimiro García Abadillo, Jaime Campmany, Enrique Gimbernat, Amando de Miguel, Antonio García-Trevijano y Julián Lago. La citada AEPI tuvo reuniones con el Partido Popular, a las que en alguna ocasión asistieron José Maria Aznar, Miguel Ángel Rodríguez y Javier Arenas.

Según una información aparecida, entre otros medios, en El Plural (05/10/2018), Luis María Anson reconoció en unas declaraciones al escritor y notario Santiago Belloch publicadas en el semanario Tiempo todo lo anteriormente dicho acerca del «Sindicato del Crimen». No obstante, el escritor José Luis de Vilallonga ya lo había denunciado mucho antes, tan solo un año después de la fundación de la AEPI, en un artículo publicado en La Vanguardia el 22 de agosto de 1994. En aquel valiente artículo Vilallonga denunciaba la existencia de una conspiración política, financiera y mediática de enorme trascendencia, consistente en una campaña de intoxicación informativa destinada en primera instancia a forzar la dimisión o el cese del entonces vicepresidente del Gobierno, Narcís Serra, para pasar luego a provocar la caída del presidente Felipe González y, como pieza mayor y final de aquella cacería, obligar al rey Juan Carlos I a renunciar al trono, para dar paso a la proclamación de la Tercera República Española, y Antonio García-Trevijano como más que probable presidente de la misma, aunque también se barajó al respecto el nombre del banquero de moda de aquella época Mario Conde, condenado posteriormente por delitos de estafa y apropiación indebida en el caso Banesto a veinte años de cárcel).

Luis del Olmo, al poco de abandonar el «Sindicato del Crimen» dijo: «En cuanto olimos la mierda que había allí, salimos zumbando (se refiere a él y algunos más). Se recurrió al uso y abuso de las cloacas del Estado, y en concreto a los muy bien pagados servicios de un antiguo agente del CESID, predecesor del CNI actual, el coronel Juan Alberto Perote, que sustrajo abundante documentación confidencial y secreta del organismo para el que trabajaba, razón por la que fue despedido en 1991 y fue condenado en 1997 por el Tribunal Militar Central a siete años de cárcel por revelación de secretos. ¿No les recuerda todo esto al caso del excomisario Villarejo, las cloacas del Estado y la policía patriótica del ministro del Interior Jorge Fernández Díaz, durante el gobierno de Mariano Rajoy?

El complot mediático a UNIDAS PODEMOS y la esperanza en YOLANDA DÍAZDesaparecida ya la AEPI, continúa informando El Plural (05/10/2018), a causa sobre todo de los demoledores efectos que para aquella entidad tuvo la valiente denuncia hecha por José Luis de Vilallonga en La Vanguardia con el apoyo del entonces director del periódico, Joan Tapia, pero también porque Felipe González perdió al fin las elecciones en 1996, dando paso al gobierno del PP de José María Aznar, el «Sindicato del Crimen», sin embargo, volvió a reaparecer después del inesperado triunfo electoral del PSOE en los comicios de 2004. La teoría de la conspiración sobre la autoría material e intelectual de los terribles atentados terroristas del 11-M en Madrid, mantenida contra viento y marea por algunos medios de comunicación y en especial por buena parte del PP, incluso después de las correspondientes sentencias judiciales firmes, intentó, afortunadamente sin éxito, deslegitimar el acceso de José Luis Rodríguez Zapatero a la Presidencia del Gobierno.

Tras la moción de censura que desalojó a Mariano Rajoy de la Moncloa y al PP del Gobierno, sustituidos por Pedro Sánchez y el PSOE, y todavía más, tras formarse el gobierno de coalición PSOE-Unidas Podemos, han vuelto surgir con fuerza interesadas e insistentes filtraciones de grabaciones procedentes de las cloacas del Estado. En este caso, se trata de documentación sonora que procede de la más que abundante fonoteca, no se sabe si manipulada o no, acumulada durante muchos años por un antiguo alto cargo policial, desde hace años reconvertido en empresario privado (mercenario del espionaje y la guerra sucia), de nombre Juan Manuel Villarejo.

El nacimiento, durante febrero de 2020, de la Asociación de Periodistas y Analistas por España (APAE) ha traído a la memoria de muchos la extinta Asociación de Escritores y Periodistas Independientes (AEPI), germen del «Sindicato del Crimen», creada en 1994 bajo el diseño del veterano Luis María Anson. A esta reedición de AEPI, que, según publica Diario 16, realmente no es más que el agrupamiento de gentes que no han dignificado su profesión o carecen de título para ejercer de analistas, se han apuntado de entrada: Alfonso Merlos, Juanma Rodríguez, Carlos Cuesta, Alfonso Rojo, Juan Ramón Martínez Minuesa «Cake Minuesa», Javier Cárdenas, Javier Negre, Cristina Seguí, Carmen Tomás, Graciano Palomo, Luis Balcarce, Pilar García de la Granja, Albert Castillón (copresentador de Espejo Público con Susanna Griso, hasta que este participó en la lectura del manifiesto de PP, Ciudadanos y VOX en la Plaza de Colón), Jaime González, Juan Carlos Girauta (expolítico de Ciudadanos y, como lo tildan muchos, chaquetero, a la vista de su trayectoria en política, que comenzó siendo maoísta, militante del Partido Socialista de Cataluña, candidato del PP, hombre fuerte de Ciudadanos, hasta acabar colaborando con VOX) y Manuel Mariscal (jefe de Comunicación de VOX). Como se ha dicho en más de una ocasión, carentes de la auctoritas del saber, este selecto grupo de supuestos profesionales no analiza, sino que, en connivencia con la ultraderecha y el apoyo de la clase dominante del país, lanza con fines puramente partidistas soflamas con la única finalidad de expulsar por cualquier medio, legítimo o no, a la coalición de izquierdas del Gobierno de España.

El complot mediático a UNIDAS PODEMOS y la esperanza en YOLANDA DÍAZEl monotema de la mayoría de los integrantes de APAE ha sido y es «el ilegítimo gobierno social comunista narco bolivariano de Sánchez e Iglesias», aunque sus ataques más feroces han sido casi siempre para Unidas Podemos y su líder (ya exlíder). Según ha publicado la Federación de Sindicatos de Periodistas, Twitter cerró la cuenta de APAE en esa red por su publicación de información de otras personas sin su autorización y permiso.

El complot mediático a UNIDAS PODEMOS y la esperanza en YOLANDA DÍAZSi la campaña contra Felipe Gonzalez fue furibunda, la tramada contra Pablo Iglesias y Unidas Podemos no tiene parangón durante la etapa democrática en España. El más abyecto de los odios ha salido por boca de los voceros de la derecha y la ultraderecha, y, desgraciadamente, muchos apesebrados, indocumentados y analfabetos políticos, han comprado el mensaje. Como dice un buen intencionado colega, a mí que me den hechos verificables, que me demuestren por qué todos los votantes y simpatizantes de Unidas Podemos son escoria o por qué este país, cuya Constitución fue redactada también por comunistas, no puede ser gobernado, si así lo dicen las urnas, por socialistas y un partido progresista en el que confluyen distintas ideologías, entre ellas, la comunista.

El complot mediático a UNIDAS PODEMOS y la esperanza en YOLANDA DÍAZEl Gobierno con la aplicación del estado de alarma durante la pandemia del corona virus, según la «caverna mediática», el sector más rancio del empresariado y la ultraderecha, estaba intentando cambiar la base del sistema democrático. La pareja Sánchez-Iglesias, pretendía imponer una dictadura chavista, bolivariana, populista, socialcomunista e, incluso, nazi-bolchevique (ABC). Si se impedía salir a las personas de sus casas era porque Sánchez-Iglesias de esa forma podrían crear su sistema totalitario. Curiosamente, mientras se decían estas cosas, desde la tribuna neofascista se alentaba al Ejército a hacer caer el Gobierno e imponer uno de concentración con Felipe González y José María Aznar al frente. Como se dice en Diario 16, han pasado muchos meses y no se ven los soviets, los círculos bolivarianos, ni nada por el estilo.

Quien se moleste un poco en investigar verá que la coalición PSOE-Unidas Podemos acordó un programa de gobierno socialdemócrata, como proyectaban sus homólogos alemanes para detener la caída electoral y como intentó, aunque tarde, Jeremy Corbyn en el Reino Unido. Invito a que se lean el programa electoral de Unidas Podemos para que puedan comprobar por ustedes mismos que se trata igualmente de un programa socialdemócrata, como eran los programas de los años 70’ y 80’ en la mayor parte de Europa (Alemania, Francia, Suecia, Austria, Reino Unido, etc.). Fue precisamente en 1980 cuando se produjo la ascensión al poder de los primeros gobiernos neoliberales (Margaret Thatcher en Reino Unido y Ronald Reagan en EE.UU.). Aquellas políticas neoliberales puestas en práctica por partidos de izquierdas en las últimas décadas (por ejemplo, el PSOE) son las que han terminado por desclasar al proletariado hasta crear la grotesca figura del «obrero de derechas» que apoya a políticos neofascistas como Donald Trump, Boris Johnson, Jair Bolsonaro o Santiago Abascal.

En fin, si se quiere frenar la deriva ultraderechista irracional, que se está apoderando de la política y que prende en una ciudadanía vapuleada por la crisis y la falta de respuestas, no hay otro camino que una respuesta socialdemócrata como es UNIDAS PODEMOS y otras fuerzas progresistas del país.

Allá por junio de 2015, en infoLibre, Luis Acebal Monfort, filosofo, teólogo, hombre siempre ligado a la defensa de los Derechos Humanos en organismos internacionales, escribía lo siguiente: «Ya hace muchos meses que Pablo Iglesias hizo una confesión de su adhesión a la socialdemocracia, por ejemplo, en el programa Salvados de La Sexta. Y hace nada que García Paje (presidente socialista de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha desde 2015) ha dicho lo mismo de Podemos».

También el expresidente José Luis Rodríguez Zapatero, y también en 2015, se refirió en los mismos términos al hablar de la formación de Pablo Iglesias: «Podemos es un partido socialdemócrata, no populista».

Es normal, aseguraba Acebal Monfort en infoLibre, porque en las reivindicaciones de Podemos (así como en las anteriores de los indignados del movimiento 15-M) no existen cosas que choquen con un programa socialdemócrata.

El invento del Frente Popular (o la implantación de un régimen como el venezolano), el marxismo-leninismo y los soviets es una malintencionada añagaza dirigida a ciudadanos de extrema derecha o a otros ignorantes asustadizos con cuyo apoyo se cuenta. Quienes repiten esos «avisos» tampoco deben saber mucho de historia. Algo les habrán contado sobre el Frente Popular, y desde luego lo que ignoran es el (significado) y contenido del marxismo-leninismo, que también mezclan a veces con populismo. «Desfile de modelos de cabeza-túrmix», terminaba diciendo Acebal Monfort en el citado artículo.

Ahora que Pablo Iglesias ha dicho adiós a la política institucional (propiciando al fin con ello que algunos puedan conciliar el sueño por las noches), la «caverna mediática» ha perdido el principal objeto de sus diatribas emponzoñadas. Y, por si fuera poco, la decisión de Iglesias les ha dejado con el culo al aire a todos los «voceros» que afirmaban que el secretario general de Unidas Podemos y vicepresidente del Gobierno tenía apego al poder y la poltrona. Iglesias, nada más lejos que perpetuarse, ha sabido reconocer públicamente que su figura en la actualidad restaba más que sumaba. El gesto le honró. Tampoco se ha cumplido el vaticinio de muchos que aseguraban que sería Irene Montero la más firme candidata a suceder a su marido. Tal como están las cosas a día de hoy, en el partido morado, Ione Belarra es ya la nueva secretaría general y Yolanda Díaz se perfila como firme candidata a la Presidencia de Gobierno. Desde los cuarteles de la propaganda, muy pronto veremos una nueva ofensiva mediática en contra de estas dos mujeres. En el horizonte ya se empiezan a ver los primeros destellos de las balas de fogueo informativo.

El complot mediático a UNIDAS PODEMOS y la esperanza en YOLANDA DÍAZEl empuje inicial de Podemos y su audacia política, desdichadamente, fue perdiendo fuelle por el camino. La pérdida en parte de su transversalidad, la ruptura con el ala errejonista y más tarde con los anticapitalistas, les ha pasado factura. Por fortuna, Yolanda Díaz, como dice el periodista Ramón Lobo, es bastante más flexible, no precisa proyectar firmeza en cada plano y en cada tuit. Ella sabe manejarse con más habilidad en la difícil orbe de la política. Posiblemente tenga que ver que ya viene entrenada del mundo sindical. Lo ha demostrado al frente del Ministerio de Trabajo. Yolanda Díaz, a largo plazo, puede ser más peligrosa para los neoliberales y para el propio Pedro Sánchez. Ella es una mujer con rasgos anguitianos, dice Pedro Lobo, es decir que gusta fuera de su ámbito ideológico, y tiene en su haber importantes logros en las siempre complicadas negociaciones entre patronal y sindicatos. Además, está en el podio de los tres ministros (en este caso, ministras) mejor valorados del Gobierno, luciendo la medalla de oro, y siendo además la política que saca la mejor nota en España, por encima del propio presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, empatado a puntos con Errejón, y muy por encima de Casado, Arrimadas y Abascal.

El complot mediático a UNIDAS PODEMOS y la esperanza en YOLANDA DÍAZYolanda Díaz está llamada a ensanchar el espacio de la izquierda con nuevas alianzas (así lo desean las bases y los dirigentes de Unidas Podemos) para poder plantear en 2023 una opción electoral potente a la izquierda del PSOE y disputar la presidencia del Gobierno y evitar que la extrema derecha llegue al poder.

En una reciente entrevista, a finales de julio, en la Cadena SER, la vicepresidenta segunda admitió abiertamente que su idea es un proyecto que trascienda a Unidas Podemos, añadiendo: «Hablo con Iglesias con frecuencia y estoy segura de que Pablo sabe bien lo que pienso, lo que me gustaría y lo que gusta a una parte muy importante de la sociedad española. Me parece que esto es lo que quiere la gente. Lo que quiere la gente es que no les generemos demasiados problemas; este espacio a veces ha decepcionado, a veces nos hemos equivocado, a veces hemos hecho las cosas muy bien. Se trata de mirarnos con cierta distancia, pero sobre todo de mirar para fuera. Las operaciones desde los partidos no funcionan, los partidos son muy importantes, pero no funciona desde ahí, lo importante es construir desde el afuera, por eso quiero escuchar a la gente, a los colectivos, a los profesionales, a ingenieros e ingenieras, arquitectos, trabajadores de la construcción, y quiero escuchar qué piensan sobre lo que les gustaría para su país. Tengo la experiencia de que cuando sumamos y nos unimos desde las diferencias, es una apuesta absolutamente ganadora e ilusionante. Siempre digo que los muros no me gustan, hay que ser audaz y tener altura de miras e imaginación para hacer cosas diferentes. Hay que definir el país que queremos en el primer tercio del siglo XXI».

Díaz ha dado sobradas muestras de independencia, así como de mano izquierda a la hora de negociar. Al frente de la cartera de Trabajo y Economía Social, ni sus enemigos pueden discutirle los diez acuerdos logrados hasta la fecha en materia de diálogo social. Ella no milita ni en Izquierda Unida ni tampoco en Unidas Podemos, con todo, ambas formaciones se sienten plenamente identificadas con su gestión. En la formación morada se ha ganado a pulso el liderazgo moral y nadie la discute. También en el PSOE ha sabido tejer destacadas complicidades (con la portavoz del grupo socialista en el Congreso de los Diputados Adriana Lastra o con quien ostentó hasta hace poco la cartera de Fomento, José Luis Ábalos), sin renunciar por ello ni a sus convicciones ni a los acuerdos firmados del gobierno de coalición entre PSOE y Unidas Podemos (sin perder la compostura, muestra su firmeza frente a la vicepresidenta primera y ministra de Economía Nadia Calviño, y, en menor medida, con la ministra de Hacienda y portavoz del Ejecutivo, María Jesús Montero, con las que mantiene las mismas diferencias que mantenía Iglesias con ellas).

El complot mediático a UNIDAS PODEMOS y la esperanza en YOLANDA DÍAZEsta gallega de cincuenta años, nacida en el barrio obrero de San Valentín de la localidad de Fene, en la ría de Ferrol, hija y sobrina de históricos sindicalistas de la comarca ferrolana, licenciada en Derecho en la Universidad de Santiago de Compostela, con cursos superiores y de postgrado en Relaciones Laborales, Derecho Urbanístico y Ordenación Territorial y también en Recursos Humanos, acostumbrada a la pelea y la negociación en su etapa de abogada laboralista, concejala del Ayuntamiento de Ferrol, donde formó un Gobierno de coalición con el PSOE y ejerció como teniente alcalde, también fue diputada en el Parlamento de Galicia, donde ejerció de viceportavoz hasta las elecciones generales de 2016, que resultó elegida para representar en el Congreso de los Diputados a las gallegas y gallegos. Desde entonces, ocupó de manera solvente varias portavocías, además de la del Grupo Confederal Unidas Podemos – En Comú Podem – Galicia en Común.

Yolanda es amiga íntima de Pablo Iglesias e Irene Montero, que la define como «una mujer todoterreno, además de una buena persona capaz de entregar muchas horas de su vida, restándoselas a su hija, para luchar por su país». Pablo y ella se conocen desde hace unos cuantos años, concretamente desde que el exlíder de Podemos fuese asesor de Esquerda Unida en Galicia en las elecciones gallegas de 2012. Desde entonces los dos han mantenido una relación de amistad, cimentada en el alto concepto que tienen ambos de la lealtad. Entre las aficiones de Yolanda se encuentra la música y su mejor refugio es su casa, junto a su marido y su hija Carmela. Se confiesa apasionada de Andalucía, comunidad que visita siempre que tiene vacaciones, del mar y de la tierra que la vio nacer, donde sigue disfrutando de sus amigas de toda la vida.

El complot mediático a UNIDAS PODEMOS y la esperanza en YOLANDA DÍAZEsta mujer que se considera socialdemócrata clásica, como ministra de Trabajo, cuenta con importantes logros. Participó en la negociación que consiguió una subida histórica del salario mínimo interprofesional en España hasta los 950 euros mensuales en 14 pagas, además de la derogación del despido laboral por baja médica; también intervino en el envío de inspecciones de trabajo al sector agrario para supervisar las condiciones laborales de los trabajadores del sector. Durante la pandemia del Covid-19 prohibió los despidos y estuvo al frente de la tramitación de los ERTE y sus sucesivas prórrogas, y ha regulado el teletrabajo. Elegante, educada, cariñosa (así la definen desde la CEOE), ha sabido mostrarse como una persona dialogante y conciliadora, manteniendo un «perfil bajo sobre el griterío político del Congreso». En ese sentido, al poco de llegar a la vicepresidencia del Gobierno, pidió rebajar los decibelios a los cuatro ministros de Unidas Podemos (Ione Belarra, Irene Montero, Manuel Castells y Alberto Garzón) y mandó un mensaje similar al grupo parlamentario: «menos ruido en los medios y más trabajo silencioso».

Pablo Iglesias ya es hoy el pasado de Unidas Podemos y Yolanda Díaz se perfila como el futuro. El primero demostró arrojo, una visión de la política novedosa, ser una persona muy preparada, mantener planteamientos plenamente de izquierdas a la hora de hacer propuestas y una capacidad de oratoria como muy pocos políticos han demostrado en la historia de nuestra democracia. La segunda es la gran esperanza de la izquierda.

Pablo Iglesias, lejos ahora de la primera línea política, seguramente volverá a sentirse mucho más cómodo en el papel de agitador de conciencias (expresión dicha en su sentido más noble). Todavía muchos le recordamos en aquel programa televisivo, La Tuerka, hecho con más entusiasmo que medios, donde compartía la presentación con Facu Díaz y Juan Carlos Monedero. El citado programa nació en 2010, gracias al empeño de un grupo de personas vinculadas a la Facultad de Ciencias Políticas y Sociología de la Universidad Complutense de Madrid, pertenecientes a la Asociación de estudiantes Contrapoder y la red de investigadores La promotora. Comenzó emitiéndose en Tele K, luego en Canal 33 y posteriormente en Público TV.

El futuro más inmediato de Iglesias es su vuelta a la Universidad como profesor, un trabajo de «analista del discurso político en redes sociales» dentro de un grupo de investigación adscrito a la Universitat Oberta de Catalunya (UOC), colaboraciones en la radio catalana Rac1, columnista y miembro del consejo de redacción de la revista Ctxt’ (Contexto), una vez a la semana tertuliano del programa radiofónico La hora 25 de la Cadena SER y, si es posible, la creación de una cadena de televisión financiada por los adscritos a Podemos.

El complot mediático a UNIDAS PODEMOS y la esperanza en YOLANDA DÍAZEn la sociedad actual se tiende a juzgar a personas públicas y partidos políticos de manera precipitada. Desgraciadamente, no son muchos quienes se paran a reflexionar antes de emitir un juicio. Parece que lo más fácil y cómodo es que otros, «supuestamente más informados», deliberen y dictaminen por nosotros. Pero muchos de esos dictámenes se construyen sobre prejuicios ideológicos. Se habla más de lo que dice, o dicen que dice, fulanito o menganito y apenas se habla de lo que hace. Se chismorrea en vez de analizar datos y hechos. «Por sus frutos los conoceréis», decía Jesucristo.

Bibliografía recomendada

  • El malvado Ibex (José García Abad – Ediciones El Siglo)
  • 58 bulos y desinformaciones sobre el ex secretario general de Unidas Podemos, Pablo Iglesias https://maldita.es/malditobulo/20210511/57-bulos-desImaciones-ex-secretario-general-podemos-pablo-iglesias/
  • Los secretos de la estrategia de Vox (Anne Applebaum) https://elpais.com/elpais/2019/05/10/ideas/1557485729_129647.html
  • El ocaso de la democracia: la seducción del autoritarismo (Anne Applebaum – Ediciones Debate)
  • El valor de la solidaridad (Olof Palme – Ediciones Los Libros del Innombrable)
  • La socialdemocracia (Ludolfo Paramio – Ediciones Catarata)
  • Capital e ideología (Thomas Piketty – Ediciones Paidós)
  • Lucha de clases (Noam Chomsky – Editorial Crítica)
  • La quinta libertad (Noam Chomsky – Editorial Crítica)
  • Cómo nos venden la moto (Noam Chomsky e Ignacio Ramonet – Ediciones Icaria)
  • Manipulación y medios en la sociedad de la información (Ángeles Díez, R. Aparici, F. Tucho – Ed. de la Torre)

EL LIBERALISMO ABRAZA EL FASCISMO

No hay comentarios

Dejar respuesta