Durante María

Esa mañana entró con su máxima fuerza, sus vientos, acompañados de agua que entraba por la pared. Sintió un inmenso miedo, nunca había visto algo igual, mientras que sus padres no dejaban de secar el suelo, el pequeño abría lentamente la ventana.