El discurso de Rajoy, Baudelaire y el elogio del olvido

Cuando el estupor invade la mente de las personas de este país, frente a las palabras del presidente del  Gobierno, cuando expresan una España que no existe. En su carácter de máximo dirigente del PP,  partido inmerso en el centro de todas las tramas de corrupción y latrocinios. Ello podría hacernos pensar que nadie del periodismo sepa confrontarlo con su inaudita, cuando no perversa, forma de ignorar las consecuencias de sus políticas y decisiones. Ni siquiera la prevista secuencia de preguntas, pactadas con el selecto grupo de medios afines, puede aliviar la serie de “incoherentes” argumentos dados por Rajoy en cada conferencia de prensa.