El Diablo de Marx que garantiza la existencia del Dios Institucionalizado

El marxismo latinoamericano, o sus actuales perspectivas neomarxistas, que hoy son incluso categoriales válidos para ciertas izquierdas europeas (de aquí que podríamos signar lo latinoamericano no sólo como iberoamericano sino como occidental) como respuesta al teocentrismo medieval inoculado por la universidad como claustro del conocimiento, actúa como concepto enquistados en la filosofía política y en la filosofía de la educación secular