Conversaciones con Enrique 17/09/2014

Querido amigo:

Está la Revolución Francesa, la de Octubre,  y tantas otras que si han de dilapidar una vida, no me interesa la apuesta, no me seducen las reglas del juego. Sí que me interesa una revolución, la de la cultura, la del conocimiento; esa que los dirigentes ocultan para evitar el progreso de las gentes. Primero eran los hechiceros de la tribu, luego la iglesia que guardaba los textos de los antepasados (que contenían la sabiduría) en sus bibliotecas, donde sólo accedían unos pocos privilegiados (me vale cualquier religión); más tarde esquilmando medios y dando míseras escuelas llenas de humedades a los pocos maestros que peleaban por su vocación, y en algunos lugares dando puestos de magisterio a algún mediocre falto de aptitud y actitud.

Ahora las redes sociales que tan mal usamos y nos andan despistando o llevándonos por los senderos que a ellos les interesa.

En las familias, no se si por pereza, falta de conocimiento o de tiempo, asilvestramos a los niños que campan por sus respetos como si la calle fuera suya, sin educación, siguiendo unas reglas que nadie en su sano juicio les ha marcado. Hemos perdido en hábito de leer. Ahora sólo nos interesan los despojos de las intimidades, que algunos personajes mediocres airean en las televisiones insultándose y gritando, para luego quererse mucho, a cambio de suculentos beneficios que les proporcionamos los aborregados tele espectadores. ¿Estas son nuestras revoluciones? No se amigo creo que hemos perdido el sendero.

Por cierto ¿te has fijado en la alcaldesa Sonia Castedo? ha cogido unos kilitos o eso me ha parecido a mí (espero que no se ofenda, es desde el cariño). Será que no sale ya a pasear por las calles para ver como están de mierda, y te lo digo literal. Qué mal huele Alicante. Nosotros somos guarros, es cierto, pero creo que han recortado de la limpieza urbana, ¿será que tienen que sacar por un lado lo que puede que pierdan por otro?. Me gustaría que se diera un paseo por algún barrio y no por el suyo, claro.

Lo importante es no dejar

de hacernos preguntas.

Eisntein

 

Print Friendly, PDF & Email

No hay comentarios

Dejar respuesta