Contra la violencia
Fuente imagen: https://www.infolibre.es EFE

El 21D será la prueba de la debilidad de los movimientos pacíficos, aunque yo no comparta la secesión, frente a la violencia de los centralismos, de los que tampoco comparto sus tácticas, es la hora de la Paz.

Las calles de Cataluña puede que vuelvan a ser el escenario de la acción de los grupos terroristas en busca de lograr sus fines, pese a que España no está para exaltados. Pablo Casado vuelve a expresar sus deseos cuando, este miércoles en la sesión parlamentaria, increpa a Sánchez, sobre la situación en Catalunya descalificando los beneficios que pudiesen surgir de la reunión que con toda probabilidad mantendrán ma,ama jueves 20, en Barcelona. El líder del PP ha vuelto a acusar al president de la Generalitat, Quim Torra, de buscar un “derramamiento de sangre” y querer una “guerra civil” entre catalanes por reivindicar la vía eslovena para solucionar la crisis catalana y lograr la independencia.

Siempre es positivo un encuentro para aliviar la temperatura del conflicto, Pero eso no es del agrado del PP ni de Ciudadanos y, mucho menos, de los neofranquistas de VOX.

se reunirán este jueves en Barcelona. Este miércoles 19, la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, preguntada por los periodistas en los pasillos del Congreso, ha confirmado  que el encuentro será entre Sánchez y Torrá, complementándose con bilaterales a nivel de vicepresidentes, ministros y consejeros. Calvo misma se reunirá a la mesa con el vicepresidente Pere Aragonès. Por su parte, la ministra Meritxell Batet hará lo propio con Elsa Artadi.

Los partidarios de aplicar el conocido artículo 155 de turbios orígenes, saben bien que necesitan que se altere el orden. También saben que necesitan otro incendio del Reichstag para que el margen de maniobra del gobierno Sánchez se extinga. Lo curioso, en cualquier caso, es que los grupos enfrentados sólo verán consolidadas sus posiciones y, ocurra lo que ocurra, el conflicto se profundizará.

Lo que sí me permito afirmar es que, quienes alentaron la celebración de ese Consejo de Ministros allí, tal vez deban cargar en sus conciencias los nimios beneficios de hacerlo, pero también el costo en represión que producirán.

Le atribuyen a Balzac el decir que cuarenta hombres decididos siempre pudieron hacer arder París. Espero que los CDR comprendan que habrá reparados más de cuarenta hombres dispuestos a justificar que vuelvan a intervenir a Cataluña.  No hablo de víctimas. Esa no podría ser una tragedia más en ese conflicto, sino que sería la expresión del fracaso español.

Se trata de apelar a la Paz en contra de la violencia. No caigan en la trampa del verdadero terrorismo.

No hay comentarios

Dejar respuesta