Contra la venta de armas, que las carga el diablo

Soy contrario a las armas, cualquiera que sea su especialización, no porque las cargue el diablo, que no existe, como no creo en su dios, sino porque las utilizan los malos. La mala gente, los países sin escrúpulos y por los que tienen el gatillo fácil. Malo me pongo cuando veo a un policía con la pistola en la cartuchera.