Concertinas pintadas a mano…

Pocas cosas parecen estar fabricadas con tanta inquina como las famosas concertinas que cubren esas verjas que dibujan muchas fronteras.

Lo llaman “elemento disuasorio”, pero el que ha cruzado cientos o miles de kilómetros huyendo del hambre o la guerra, no se da la vuelta al observar ese pequeño pedazo de acero…

La Antártida se resquebraja

¡Corred Insensatos!

 

Brotes de Memoria Histórica

Print Friendly, PDF & Email

No hay comentarios

Dejar respuesta