Cataluña y la perfección negativa del Estado español

El Tardofranquismo sería hijo del Tejerazo o golpe blando de 1.981 en el que los líderes políticos confinados en el Congreso fueron «invitados» a aceptar un acuerdo tácito por el que se declaraban intocables el establishment asociado al sistema monárquico, al sistema político bipartidista y a la «unidad indisoluble de la nación española» y estaría plasmado en la todavía vigente Constitución de 1.978