Casadas con su imaginación

Las Brontë fueron unas muchachas inadaptadas a la sociedad que les tocó vivir, marginadas por pobres y solteras aunque consiguieron ser auténticamente libres.