Amanecer

Han llegado las tinieblas, ellas me empujan, pues parecen no querer que me eleve. Su oscuridad me embarga y no quiere liberarme. Veo sin ver por mis ojos cegados por la niebla.