Un 4 de diciembre muere un malagueño

La primera vez que escuché el nombre de Manuel José García Caparrós no fue en el colegio, ni siquiera años más tarde en el instituto. Fue a principios de los ochenta, cuando yo tendría más o menos unos seis o siete años. Por aquel entonces llegó a mis manos una cinta de casete (ya ha llovido) de la comparsa del Puerto de Santa María, ‘Raza Mora’, donde había un pasodoble, ahora ya mítico, en el que se hablaba de lo que sucedió un 4 de diciembre de 1977 en Málaga y que yo cantaba de memoria sin saber muy bien lo que significaba su letra.