Y la tragedia se consumó: a pagar la educación segregada

Pues al final va a ser verdad. Con este dichoso gobierno, en vez de avanzar vamos a ir marcha atrás. Ya no solo en lo que todos sabemos, en salarios, explotación, recortes y mil etcéteras. No. Ahora quieren empezar desde las bases. Adoctrinar, segregar. Y que mejor para ello que pagar de nuestro bolsillo la educación segregada.


¿cómo conseguir que el lógico aumento de la independencia de la mujer y su igualdad frente al hombre quede frenado de manera inminente?


Ayer, el señor Arias Cañete, en su debate previo a las europeas frente al PSOE (digamos sea de paso, la pantomima de ayer, ya que solo fueron dos partidos cuando se presentan unos cuantos más), realizó un discurso lamentable, una vez más. Carente de ideas, argumentos, propuestas. Lo de siempre, partidos gobernantes que no tienen ni pajolera idea de lo que hacen. Pero lo mejor de todo, es que no hay más ciego que el que no quiere ver. La justificación es que debatía frente a una mujer, y claro, no  la va a acorralar porque entonces se le consideraría machista. Si hubiera sido él, habría entrado a matar.

Igual es que su contrincante ha recibido una educación y unos valores que a usted ya le gustaría tener, y a lo mejor su inteligencia es superior a la suya, cosa que le repatea el hígado. O que su rival tiene más capacidad para improvisar que usted, que tiene que leer hasta su nombre. Pero bueno, eso es igual.

¿La solución? Muy sencilla. Que las mujeres y los hombres estudien a parte.

Pero, ¿cómo conseguir que el lógico aumento de la independencia de la mujer y su igualdad frente al hombre quede frenado de manera inminente? Muy sencillo. Financiación de la escuela que separa por sexos. No nos engañemos, ni nos dejemos engañar. Lo pintarán como la libertad de escoger la educación para sus hijos, pero esto no es del todo real.


La situación en la enseñanza pública es dramática, porque según los mandamases hay que ahorrar y cumplir los famosos criterios de déficit que impone Europa


En primer lugar, la educación pública ha sufrido una serie de abrumadores recortes, que la han dejado en una situación crítica. Muchos son los centros que se han visto obligados a subir las tarifas del menú de comedor implicando que muchos padres no hayan podido asumir los sobrecostes (en educación se puede recortar mientras fomento se gasta 10  mil millones de euros extras en obras públicas).

Muchos son los casos contrastados de desnutrición en niños dada la situación económica de sus padres, que apenas tienen para darles de comer.  Por otra parte se han dejado de financiar múltiples elementos de material escolar y también se les ha subido el IVA.

En segundo lugar muchos profesores han vistos reducido su salario, y también se han dejado de cubrir vacantes producidas por jubilaciones o bajas, igual que en el resto del sector público.

En tercer lugar se han dejado de financiar guarderías y se han privatizado muchas, provocando que los padres tengan que asumir recibos elevados.


Dada la situación de la enseñanza pública que nos concierne a todos, creo que sería de más lógica invertir todo el dinero destinado a las escuelas que segregan por sexos en dicha enseñanza.


La situación en la enseñanza pública es dramática, porque según los mandamases hay que ahorrar y cumplir los famosos criterios de déficit que impone Europa, y es uno de los primeros sitios de donde sacar dinero, a excepción de cuando a ellos les conviene.

Dada la situación de la enseñanza pública que nos concierne a todos, creo que sería de más lógica invertir todo el dinero destinado a las escuelas que segregan por sexos en dicha enseñanza. Y así conseguir a gente más preparada, que en el futuro serán los que tienen que tirar del carro. Pero cuando se quiere adoctrinar, el dinero se destina a quien cumple con los intereses de uno.

Invertir en estas escuelas de segregación por sexos, lo único que conseguirá es sobretodo un retroceso en las libertades de la mujer.

En pleno siglo XXI, impedir y fomentar la distancia entre sexos fomentando la educación segregada es una política propia de tiempos ancestrales, y en estas escuelas, no creo que se les enseñe ni se les imparta una enseñanza de independencia, de igualdad frente al hombre, de igualdad de oportunidades, y lo que es más importantes, de igualdad de derechos.

Con esta medida se busca que una mujer no compita frente a un hombre, que no perciba que es igual que él o incluso mejor. Una escuela de mujeres, para mujeres, para que hablen de sus cosas, para enseñarles como les gustaría a más de uno que la mujer ha de estar en casa y ocuparse de los niños. una educación que era muy usada en el siglo XIX y que ahora promulga un país que se hace llamar moderno y cosmopolita.


Olvido del pasado, diferencia de sexos, gente sin conocimientos ni opinión, para que no se les discuta nada.


Igual el objetivo que buscan impartiendo la educación segregada, es, como decía el párroco de Canena (Jaén) es eso de  “a lo mejor un hombre se emborrachaba y llegaba a su casa y le pegaba a la mujer, pero no la mataba como hoy”.  Conseguir la sumisión de la mujer a través de separarla del hombre, y fomentar la hombría del macho sin respetar a la mujer por el otro lado. Lamentable.

Lo peor de todo, es que cuando una familia se encuentre en la vicisitud de no poder llevar a su hijo o hija al colegio público, porque con la lista de espera que hay no puede entrar, acudirá al colegio por sexos, porque al estar financiado será más barato. No me voy a meter en la educación que cada padre quiera para sus hijos, pero si sus ideas son tan pobres, al menos que pague por que se las inculquen a sus hijos.

La separación y segregación de sexos (educación segregada) desde pequeños, y no que un niño tenga que recibir esa educación por una mera cuestión económica, por culpa de una ley aprobada por un partido obsoleto, y que gracias al cual se han tenido que retirar libros en los cuales no se explicaba que el bando nacional mató o hizo inmigrar a personas influyentes de la vida cultural española como el fusilamiento de García Lorca o el exilio de Machado. Esa es la educación que quieren para nuestros hijos.


Los que acusan de adoctrinamiento a unos, pretenden adoctrinar al resto. Y esto, no se debería permitir.


Olvido del pasado, diferencia de sexos, gente sin conocimientos ni opinión, para que no se les discuta nada.

Por último, lamentable que en Catalunya haya un debate mediático salvaje por una cuestión de educación bilingüe, en la cual se obtendrán más conocimientos en cuanto a lenguas e historia, y que el partido que critica esta enseñanza a ultranza y solo quiere una opción, luego financie la opción de segregación por sexos.


Y para la educación segregada y obsoleta, señores, mastercard.


Los que acusan de adoctrinamiento a unos, pretenden adoctrinar al resto. Y esto, no se debería permitir. Que cada padre escoja la educación de sus hijos, y que se financie la educación pública de calidad para que todo el mundo tenga acceso libre a ella, respetando las costumbres y tradiciones de cada región.

Y para la educación segregada y obsoleta, señores, mastercard.

El poder no puede sortear la muerte

Antes mejor que ahora

Lo peor que le puede pasar a un imbécil

Compartir
Artículo anteriorA mí nadie me quiere disparar
Artículo siguienteRebuscando en la basura
Rubén P.

Pensar y reflexionar debería ser una obligación en esta sociedad. Creerse todo sin plantearse “por qué” es un error. Vivimos en una constante manipulación, en la que las medias verdades es el pan de cada día. De uno mismo depende creer o crearse.
Comparto contenido que creo interesante en Facebook, debato en Twitter, opino libremente en Liverdades

No hay comentarios

Dejar respuesta