Volar cometas en el aire

Un año ha pasado ya desde que Ada Colau se convirtió en alcaldesa de Barcelona. Durante la campaña electoral hizo grandes promesas que llenaron de esperanza a los más desfavorecidos de la capital catalana, hecho que la ayudó a obtener un gran número de votantes. Prometió convertir Barcelona en la capital del turismo, luchó por Can Vies, quería cambiar la ciudad y mejorarla, luchando contra los desahucios, creando viviendas de protección oficial para aquellos que no podían pagar el alquiler, mejorar las conexiones de metro, entre otras. Se llenó la boca de promesas que al final no ha podido llevar a cabo, como era de esperar. Si hubiera sido fácil, los demás partidos también habrían luchado por los mismos objetivos.

Prometer es muy fácil, pero realizar estas promesas, muy difícil. Esto es lo que ha querido demostrar CIU al recuperar el Run Run de Colau que apareció hace un año. A través de la misma canción ha resumido el año de Ada Colau. Una crítica de todas estas promesas que no ha realizado, y que han empeorado la situación de una de las ciudades más queridas del mundo. La ha convertido en la capital de los altercados, y ahora Barcelona es la ciudad del caos. Todo esto solo ha pasado en un año, quedan tres. ¿Qué más hará la alcaldesa para asolar Barcelona?

1 Comentario

  1. Como se nota tu vena convergente, Trías sí que dejó una Barcelona desolada y con 65.000€ menos en las arcas.Trías fue el que convirtió Barcelona en una ciudad de altercados (Can Vías). Trías no paro ni un desahucio, y solo consiguió que la separación entre ricos y pobre fuera más grande en Barcelona. No escribas mentiras porfavor

Dejar respuesta