La violencia de género en los artículos de opinión de la prensa española

Tres mujeres de 25, 30 y 44 años han muerto en España en las últimas 48 horas por la violencia de género y los dos diarios de referencia, El País y El Mundo, no publican artículo de opinión alguno sobre el tema. Sí lo ha hecho la Cadena SER en el programa Hoy por hoy, con un ejemplar editorial de Pepa Bueno.

No lo hace tampoco La Vanguardia, a pesar de que una de las fallecidas fue asesinada en Tarragona.

“¿Por qué matar a una mujer sale tan barato?” se pregunta Xosé Carlos Caneiro en La Voz de Galicia. Este diario, que no tiene editorial, publica el único artículo de opinión sobre este tema de un total de trece, cuando dos de las tres mujeres fallecidas fueron asesinadas en Galicia. En Vigo y Santiago, respectivamente.

No es que salga barato asesinar, es que solo nos acordamos de las mujeres y de la violencia que sufren cuando son asesinadas, y con el asesinato parece que los agresores, uno a uno, recuperan la tranquilidad de vivir con un pensamiento que está muy asentado en la cultura patriarcal.

Caneiro pide condena permanente revisable para los asesinos de violencia machista, y dice hacerlo con remordimiento por no ser políticamente correcto. Algo hay que decir para que parezca que nos escandalizamos cuando ocurren estas muertes y se dan en personas jóvenes; en relaciones sentimentales ni siquiera conocidas por los más allegados, como es el caso de la joven de Boqueixón (A Coruña), pero ese no es el camino. Los asesinos descansan cuando leen estos artículos de opinión y piensan que algún día les tocará a ellos y harán lo mismo. No se mueven de donde estaban cuando leen estos artículos que son de por sí inmovilistas. Entonan el mea culpa y dejan todo como estaba.

Tampoco es el camino adecuado recurrir al insulto y al menosprecio del asesino cuando mata, hay que decirlo antes de que mate. La labor de concienciación contra la violencia comienza más atrás, hay que ir al origen del error cultural. No se puede actuar en caliente contra el asesino, por el contrario, hay que reconocer que las mujeres sufren violencia  día a día, y que esta violencia se manifiesta de forma brutal en el asesinato. Antes de que ocurra el fatal desenlace ya se está fraguando  ¿Cómo? Se fragua también en los medios de comunicación con el silencio de hoy en las páginas de opinión. Que no les quepa duda.

© Áurea Sánchez

Print Friendly, PDF & Email

No hay comentarios

Dejar respuesta