valores adolescentes

A menudo me pregunto por la clase de educación y el tipo de valores que nos inculcan en nuestra casa.

Muchos, muchísimos adolescentes han decidido quitarse la vida por el sentimiento tan insoportable que les hacían sentir sus compañeros de clase. A menudo, estos chicos no eran juzgados por su maldad, por su egoísmo o por su agresividad. Unos kilos de más, su altura, tener la nariz más torcida, o simplemente el gusto por un color diferente a la mayoría bastaba para que se convirtieran en el objetivo a abatir por los demás.

¿Quién les enseña a juzgar a las personas por ser únicos? ¿Quién les enseña a obligar a sus compañeros a ser físicamente perfectos? ¿Están ellos a la altura de sus exigencias?

A menudo recuerdo mi época del instituto y las series de televisión cuyos protagonistas pasaban la mayoría de las horas en un colegio… esa realidad en la que el guapo, por muy poco inteligente que fuera, era el líder, mientras que el que destacaba por su inteligencia, muchas veces era el objetivo de todas las burlas…

Años más tarde puedo decir que las épocas se suceden unas tras otras. No existe un estancamiento, los 16 años no son eternos.

Con todo, quiero decir que aunque el sonido de las moscas siempre moleste, el invierno llegará. Los guapos, y los no tan guapos, abandonarán su adolescencia para continuar su lucha, cada uno con sus armas, ya sea un bote de gomina o una media de sobresaliente.

Todo llega, solo hay que saber esperar y combatir por lo que es verdaderamente uno mismo.

No hay comentarios

Dejar respuesta