Truman
Fuente: http://www.cuartopoder.es

La cinta empieza con frío, con un amigo que vuela en busca de otro. El empiece de una historia dramática contada sin dramas. Julián (Ricardo Darín) y Tomás (Javier Cámara) hacen que el admirable trabajo del director Cesc Gay se multiplique por arte y emoción.

Hay un hombre. Que encara sus últimos días con ojos llenos de chispas, como un moribundo enamorado de la vida al que no le da miedo morirse. Quizá porque está agradecido de haber vivido. Resuelve sus asuntos, a cerca de Truman, a cerca de su propia conversión en ceniza. Reducirse a cenizas no es gratis. Quizás no debería parecer pasmosa la naturalidad y la calma de un hombre ante tal situación. Pero lo parece. Parece chocante hablar abiertamente de lo que te va a costar enterrarte. Porque vivimos de espaldas a lo natural.

Alguien le dice “Te pienso todo el tiempo”. Y el hombre se siente pensado. Acompañado de algún manera. Y ante el desconsuelo, es un consuelo. La compañía es misteriosa y mágica. Tiene poder que te cojan la mano. Que te acompañe alguien que no está.

Hay veces que no se puede hacer nada. El desenlace es inevitable. Sea cual sea tu edad, tu condición, tus ganas de vivir, da igual todo. Y el hombre acepta lo inevitable, no luchar contra ello debe producir algo de paz dentro de una guerra.

Cuando los personajes de una novela te atrapan, no quieres terminar de leer.  En el cine no quieres que la peli acabe, te meterías con ellos en la pantalla. Empatizas porque te parece verdad, son pequeños héroes de diario que matan dragones imaginarios. Los protagonistas son tan cálidos que te parece estar dentro.

Y te hacen pensar y pensar. Intentas ponerte en sus zapatos y te dices  que coño haces perdiendo el tiempo. Como si fuera infinito. Y te recuerdas una vez más que esto se acaba. Que no intenten despistarte con móviles de pantallas gigantes, con publicidades de que solo vivan los guapos, con propiedades, con cosas que no sirven para nada, con dinero…

Que no te despisten.

Aprender de los demás. Que se preocupen por ti. Sentirte querido. Preocuparte tú por los demás. Querer. Las relaciones. Es lo más importante de la vida.

No hay comentarios

Dejar respuesta