El terror de convertirse en freelance

La palabra freelance no hace más que resonar en nuestra cabeza, cada vez hay más profesionales que necesitan adaptarse a esta manera de trabajo, para poder dedicarse a aquello que les apasiona. Los profesionales del ámbito de la comunicación y/o el diseño son los primeros que se han afiliado al sector freelance. Pero a veces, esto puede ser un problema a la hora de establecer un contrato.

¿Cómo trabajan los freelance? ¿Dónde queda estipulado el precio por hora o los plazos de entrega? ¿Freelance y autónomo es lo mismo? Hay muchas maneras de ser freelance, y no debemos confundir realizar un trabajo como freelance que realizarlo como autónomo. Ser autónomo también es ser freelance, pero en una liga superior.

Para que se entienda la diferencia de ser freelance sin ser autónomo, quiero exponeros mi situación personal. Actualmente a parte de realizar mi trabajo remunerado, también trabajo como freelance, pero no como autónoma, sino realizando colaboraciones de traducción no remunerada y sin contrato. Esta colaboración se trata de traducir un libro del catalán al castellano, y no hay ningún contrato firmado con la autora, ya que como he dicho, no hay dinero por en medio. Aun así, me gustaría dejar claros los derechos de ambas partes sobre el libro original y la traducción.

Como periodista que soy, estuve investigando un poco y encontré FormalDocs, una aplicación web para crear, personalizar y descargar contratos; mercantiles, alquiler, compraventa, laboral, condiciones de uso web, entre otros, de manera fácil, sencilla, y más barata, ya que no necesitas a un abogado. Después de mirar todos los contratos que ofrece la empresa, seguía teniendo dudas de qué contrato se adaptaba a mis necesidades. Me fijé que la web proporciona un formulario para poder consultar con un abogado, de manera online, todas las dudas que tengas sobre contratos, y así lo hice.

Al cabo de 24 horas tenía su respuesta, el contrato que necesitaba era  el de Prestación de Servicios, un contrato privado entre las partes que lo firman, y que al ser por escrito aumenta la garantía de cumplimiento. Además, puedo adaptar y modificar las clausulas según lo que hayamos pactado ambas partes.

Como periodista y freelance, os recomiendo esta web para realizar cualquier contrato que necesitéis de manera rápida, segura y así ahorraros dinero. Y os preguntaréis, ¿por qué os cuento todo esto? Porque quiero que os deis cuenta que uno nunca debe darse por vencido, debe luchar por lo que realmente quiere. Yo quiero ser periodista, y eso es lo que estoy haciendo aunque tenga que ser freelance, y sea de manera gratuita. Si te apasiona lo que haces, el resto deja de importar.

No hay comentarios

Dejar respuesta