Tardes de invierno

Nunca nadie, en nombre de nada ni de nadie, puede decidir sobre la vida de sus semejantes.

No me gusta mi país lleno de envidas, chismorreos, falto de cultura, de experiencia democrática  y con una parte de la  prensa que solo sabe lanzar bulos con la consigna de “miente y difama que algo queda”. No me gusta un país que se construye a base de insultos, prohibiciones y falta de juego democrático.

Hay que hacer la regeneración democrática sin olvidar la regeneración de la cultura y la educación.

Gracias, Javier Aroca, por tu madurez democrática. Supiste con argumentos serios y verdaderos poner una piedra más en la pared de la reconciliación  que parece que algunos, no quieren, o no les interesa construir. Una pared que hace muchos años ya que teníamos que haber terminado.

Eduardo Inda, cada día más reaccionario, y Francisco Marhuenda, que nunca ha ocultado su posicionamiento, hicieron lo contrario. Lo triste y grave es apoderarse de los muertos para lanzarlos sobre los demás, apoyados por un diputado de PP.

¿Cuándo van a entender algunos políticos sobre todo del PP (están en el gobierno), que hay que gobernar para los ciudadanos, que nadie los ha obligado a presentarse a las elecciones y que los puestos políticos tiene fecha de caducidad?. ¿Cuándo van a entender que los cambios traen aires nuevos y que abrir las ventanas es sano y necesario?.

Más madera. Rafael Hernando, portavoz de la derecha en el Congreso, apenas lleva quince días y ya está echando por la boca exabruptos. Espero que no se arrepientan de haberle soltado la cuerda. Nadie quiere destruir España, ni la Constitución. Parece que sólo le interesa lanzarse a pegar dentelladas porque no tiene argumentos, y lo más vergonzoso es que le importa muy poco no tenerlos. Supongo que la multa la pagará de su bolsillo.

Me gustaría que el sentido común empujara al sr. Presidente del Gobierno a convocar elecciones anticipadas. Sería una manera de resolver alguno de los frentes que tiene abiertos, aunque él y su gobierno insistan en enviarnos mensajes de que vivimos en el país de la maravillas.

Creo que alguna vez lo he comentado. Me da igual la independencia de Cataluña, pero podrían votar ¿no?.

 No tienen cuernos y rabo los de Podemos pero ya se han definido sobre Cataluña. Por cierto, que no han inventado la penicilina, porque ya estaba inventada. No entiendo tanto miedo ¿eh sr. Floriano, sra. Cospedal?.

Espero que el próximo año sea mucho más coherente que este. Felices Fiestas a todos.

La necesidad de tener razón: señal de espíritu vulgar.

Albert Camus (1913-1960)

 

No hay comentarios

Dejar respuesta