Soberbia actuación de Matthew McConaughey y Jared Leto

Dallas Buyers Club, es una película basada en hechos reales, que refleja las distinciones que existen entre diversos sectores de la sociedad. A través de una grave enfermedad como es el sida, descubrimos el pensamiento de las personas homófobas y la reacción ante una enfermedad terminal, a la que el protagonista, un cowboy de rodeo texano, mujeriego y drogadicto se enfrenta. Matthew McConaughey nos deja sin palabras, su representación es fabulosa desde el comienzo hasta el final de la película.

Es un drama autobiográfico, que transmite con verosimilitud la lucha de muchas personas que han vivido situaciones similares y que todavía siguen luchando contra esa enfermedad. Pero no podemos pasar por alto la brillante puesta en escena de Jared Leto, no cabe la menor duda de que su papel es un tanto minucioso y que su destreza es fantástica para aportar ese toque tan ideal y divino a esta película.

Spoiler: 

El cambio físico que sufre McConaughey es considerable, pero su interpretación complementa todavía más a esa apariencia a la que no nos tiene acostumbrados. Hay una escena, cuando el va en el coche y comienza a gritar, con ese chillido estás sintiendo realmente la impotencia que siente el protagonista por padecer esa enfermedad terminal, por la cual tiene un tiempo limitado y no existe una cura, te hace sentir esa cuenta atrás como si fuese su último aliento, sin tener ni siquiera opciones de poder curarse.

 

No hay comentarios

Dejar respuesta