Sabe a sal

El periódico italiano “Il Mattino” y la revista online “Crudiezine” acaban de publicar una descubrimiento sensacional. Un equipo de investigación cientifica compuesto por italianos y suizos, trabajan para desarrollar un nuevo elemento natural que tiene el mismo uso de la sal para cocinar, que le da el mismo sabor a los alimentos pero con una drástica reducción del nivel de cloruro sódico.

Clemente Cipresso, referente italiano del proyecto explica “Hablamos de dos extractos vegetales que mezclados entre ellos, van a formar un polvo fino. La posterior innovación sería el proceso utilizado para aclarar los mostos y para la tostadura de algunas plantas. El objetivo es el de obtener una substancia muy parecida a la sal para cocinar”.

Según una nueva investigación de la American Heart Association- Sessions 2014, añadir especias a la comida es una buena solución para reducir la cantidad de sal y dar sabor a lo que se come. El producto innovador,  a punto de ser patentado, utiliza moléculas ya testadas por otros estudios clínicos, que no señalaron influencias en casos de enfermedades cardiacas correlatas.

El equipo de investigación tiende a la producción a gran escala para que la gente de todo el mundo pueda reducir la cantidad de sal cotidiana. Según un estudio de la Sociedad Europea para la Hipertensión Arterial, el uso cotidiano de la sal para cocinar, que ya está presente en los alimentos, supera los dos gramos por cápita, cantidad máxima aconsejada. Esto contribuye, con otras causas, a los 216.000 casos de ictus y 100.000 de infartos cada año en Italia. Además no hace falta olvidar todos los gastos para las medicinas contra la hipertensión. Por ejemplo, en 2013, el gasto público para medicinas específicas llegó a mil ochocientos millones de euros.

“Estamos seguros- ha dicho el referente Cipresso- de que, en proporción al consumo, nuestro producto no tiene efectos colaterales. Luego concluye “No vamos a pararnos aquí. Ya sabemos que tenemos delante obstáculos técnicos y burocráticos, peró ya tenemos también una presentación lista para la Expo de Milán y otra para el Swiss Startups Awards”.

Por ahora los detalles de la investigación son todavía secretos, aunque sí muchas empresas ya han contactado con  los referentes para dar crédito al proyecto. Mientras, el equipo sigue con los estudios de verificación, y ya están listos los documentos para que la idea sea patentada y explicada dentro de unas semanas para la Expo de 2015.

No hay comentarios

Dejar respuesta