Resumen EmoFree de la cuestión catalana

El nacionalismo no es una idea, es un sentimiento. Es decir, un movimiento generado a partir de prejuicios emocionales, de distorsiones cognitivas. Y alimentado con propaganda casi constante.

Resumen EmoFree de la cuestión catalana

Resumen EmoFree de la cuestión catalana

Resumen EmoFree de la cuestión catalanaEstos prejuicios se despliegan según intereses partidistas, aprovechando lo peor de la tradición y de la historia. Desarrollando un relato posmoderno, irreal pero con gancho sentimental.

Resumen EmoFree de la cuestión catalanaResumen EmoFree de la cuestión catalana

Una fantasía peligrosa que deberemos desenmascarar, para lo cual lo primero es consensuar un relato real.  Del que luego cada actor político podrá resaltar las facetas que le interesen o convengan. No se precisa uniformidad, pero sí evitar utilizarlo sectariamente, evitar distorsionar el relato por la lucha partidista.

Resumen EmoFree de la cuestión catalana

Tiene su dificultad, ya que junto al enganche de los prejuicios emocionales están también los intereses prácticos, esto sí muy reales. Partidos, medios de comunicación, equilibrios internacionales… Y estos intereses tampoco están resueltos.

Resumen EmoFree de la cuestión catalanaPero se conseguirá, de hecho la sociedad ya empieza a reaccionar y muestra un sano instinto por quitarse las ataduras de estos prejuicios emocionales. Un empuje que puede obligar a los partidos a frenar los excesos de demagogia nacionalista (habrá que cuidar no pasarse por el lado opuesto).

Y pronto, una vez consensuado el relato (es decir, desactivados los intereses en contra), podremos atender la infección de prejuicios de una manera práctica: desactivando las mentiras, evitando permisividad legal, no premiando la manipulación emocional… como recomendaría la psicología.

Resumen EmoFree de la cuestión catalana

El relato no nacionalista

Cataluña: un relato silenciado

1 Comentario

  1. Ayer tuvimos una muestra más de este juego de manipulación con prejuicios emocionales.
    El discurso de Puigdemont fue un clásico del manipulador emocional.
    – Prejuicios: Un relato de una supuesta humillación al pueblo catalán.
    – Confusión: DUI que sí y a la vez qué no.
    – Provocación: Con un punto de ilegalidad que busca realimentar el conflicto, la secuencia de acción reacción en que se basa su procés.

    Es decir, estimular indignación, confusión, inseguridad y revancha con un tono sosegado que intenta ocultar la violencia que contiene. El doble mensaje típico del manipulador:
    – mensaje emocional: victimismo, confusión, provocación, temor
    – mensaje formal: queremos diálogo, buena relación…

    Lo de siempre, la increíble y triste historia del cándido pueblo y de sus dirigentes desalmados. Un manipulador maltratando a su pueblo.

    Así que evitemos malas reacciones. Quienes se indignan ante la supuesta falta de respuesta de Rajoy, quienes le meten prisa, quienes le exigen que acepte el diálogo-trampa ¿acaso no están entrando al trapo del manipulador?

Dejar respuesta